domingo, 16 de marzo de 2014

Parménides fue mi primer amor que eres tú

Parménides fue mi primer
amor que eres tú

es que necesito rey-
vindicarte.
si estás ahí
fue
porque tú y yo
así lo quisimos,
nos convino en un modo
esta especie
a nuestro modo
de hijos futuros de caínes y abeles
en sus encuentros de hienas
que solas miraban,
qué solas miraban
las leonas que se acercaban,
los leones que descansaban,
ellas llevan las mismas tetas de mi sexo
ellas llevan los mismos te(s)tos de tu sexo.
Yo no amo a las hienas
injustamente,
en nada injusto te amo, hombre
recio, simbiosis
de La Costra en mis sienes.
Mas sí te necesito
en mi pecho unido
a mi cerebro.

Ella es la enemiga que creamos.
Y Ella me ha robado
lo que más quiero
lo que más deseo,
lo que necesito,
a mi compañero en la vida
de esta física tesitura.

Qué te habrá robado Ella
a ti.

No importa seamos
más o menos, Dios
diría si existe más allá
de los claveles y las fuentes.
Pero este lugar de presente,
siempre el sitio,
anhela su justicia de tiempo,
como ya te dije algún día,
nuestro compañero.
Y en él, si tú no hablas,
no hay luz que brille,
eje que la decline
o sombra que la represente,
fuera lo que dijera Platón
y todos los que tras él
malinterpretaron.

es que yo me quedé allá,
junto a los presocráticos,
a la intemperie
en nuestro
al final
primer
encuentro.

5 comentarios:

Robín dijo...

Borges decía, Sofía, que El quijote estaba plagado de explicaciones innecesarias o eso creo haber leído alguna vez de mano del Sudista caballero ennegrecedor del blanco. Llenador de silencios. Me da la impresión de que retornas a Cervantes, explicas en exceso en tus pomas; y sí es una crítica. No me gusta que digas que Platón malinterpretaba pues creo que el triángulo rectángulo es tan real -aunque no existe exactamente ninguno en la natura- como nosotros, no diré que más.No digo que menosM; el triángulo rectángulo nos sacó de la intemperie, la trigonometría nos liberó en cierto modo del mal tiempo.

Robín dijo...

poemas en vez de pomas; me releo simpre mal; lo siento.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias por tu crítica, Robín.
Aparte, ¿tienes la amabilidad de explicarme la relación de Platón con el triángulo rectángulo? ¿o te estás refiriendo al mundo de las ideas? ..y entonces, ¿por qué dices que el triángulo rectángulo no existe en la naturaleza?.. Y si no recuerdo mal Pitágoras, el del triángulo equilátero, era presocrático o por el estilo... ¿no?...:)

Aparte, te dejo enlace a foto de hace algunos años que creo te gustará aunque sea por el título:

http://www.flickr.com/photos/25432396@N06/3249904109/in/photolist-5XbBgt

Robín dijo...

Bueno, Sofía; en verdad yo sé muy poco de historia de la filosofía e incluso sé muy poco de historia sin añadidos; aunque tengo la capacidad de poder ponerme al día si menester fuera. Fue Pitágoras el del triángulo rectángulo.Si se le añade Tales, está la trigonometriá en ciernes. Sólo hay que pensar en calcular unas tablas con los valores de senos o de cosenos de los ángulos grado a grado, minuto a minuto. Todas las demás funciones trigonométricas se derivan, a partir del seno o del coseno, con el teorema de Pitágoras que equivale de una manera inmediata a sen^2 A + cos^A = 1..CONOCIENDO EL SENO SABEMOS EL COSENO Y VICEVERSA. .La trigonometría nos ha permitido construir mejores edificaciones, traer mejor el agua, protegernos mejor, etc... Me refiero al mundo de las ideas y en concreto de las matemáticas. Hay gente que cree que son una mera invención nuestra.Yo creo que son verdad, que existen realmente. Pitágoras también tuvo que ver bastante con la música, que también es para mí tan real al menos como nosotros. No más real que nosotros, pero no menos.

PS1: Las mayúsculas se me pusieron accidentalmente y soy demasiado vago para reescribirlo.

PS2: Porque no existe ninguna recta (realmente recta) en la naturaleza, ni ningún angulo de exactamente 90 grados. Sólo hay aproximaciones a trángulos rectángulos o no.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Muchísimas gracias, Robín. Tampoco soy yo nada experta en filosofía (ni en nada). Pero según lo que me comentas entonces podemos decir que la trigonometría ya estaba medianamente aventurada con los presocráticos, ¿no?...;)

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.