sábado, 7 de diciembre de 2013

Sin atasco constitucional

Como si los restos de la casa familiar se negaran a moverse de su hábitat urbano casi secular. O cómo reconvertir lo superficial adoptando la utilidad de una prenda de vestir que hoy solo se identifica con la fiesta. Ala ancha para no cegarme en este campo de la luz del sur. Al final todo es susceptible de ser subvertido, es decir, llevado a lo verdadero. Las palabras volcadas como comentarios se transforman en hermosas plantas que pueden unirse a la tierra. Llegan del norte, extienden sus raíces al calor del sur. Al fin y al cabo los muebles viajan en el domos de las flores, que son las que se adaptan sin perder su esencia. Llegaron y se quedan. Somos lo que queremos ser. Sin atascos.

17 comentarios:

Robín dijo...

Demuestras con este texto que sí puedes escribir en prosa. Con precisión y algo de contundencia.. Como el burgués gentilhombre de Molière que había estado hablando en prosa toda su vida sin darse cuenta. Pero ya sabes que yo reivindico la prosa y su exactitud. Y su cortedad cuando quiere ser eficiente.

"Somos lo que queremos ser" está bien en su relatividad; puesto que no quiero ser en el paro; por ejemplo.. Ni quiero tener el gobierno que tenemos. Ni del psoe tampoco, que nos condujeron a donde estamos ahora. Ni la televisión zafia y de gritos y de desequilibrio que no nos merecemos, ni las migraciones hacia otro Eldorado -no basta nunca el de uno, somos unos insatisfechos crónicos. Los atascos son ilegales. ¿Qué digo ilegales? Más : Anticonstitucionales. Debieran serlo.
¿ Cúal es la planta de cepellón más alargado cilíndrico ? ¿ Se pueden plantar ahora en invierno ?
La rosa silvestre te la mandé porque las rosas han sido muy manipuladas en laboratorio, me parecía más natural que otras rosas en pariencia más bellas, aunque dudé entre ella y un rosal sofisticado blanco.

Robín dijo...

Elegí -y el trigo a la amapola- el agracejo por lo precioso de su nombre, la gracia de su apelación; y valga la redundancia, la acumulación de gracilidades buscadas o no; además de tener una buerna pinta en las fotos. Quizás también por ser pintoresco, no verde; al igual que el "árbol de las pelucas" naturales y que mejoran el aspecto.

Robín dijo...

Al menos dos de ellas debieran quwedarse en Sevilla ¿No?

Robín dijo...

Ampliando el campo de visión de la literaratura;

http://www.mathpuzzle.com/index.html

Robín dijo...

literatura;

Robín dijo...

http://vimeo.com/69698711

Robín dijo...

El hombre; ¡hombre! aunque la mujer lo manipule;

http://www.elcorreo.com/vizcaya/20131207/mas-actualidad/sociedad/swat-hombres-paco-201312071829.html

Sofía Serra Giráldez dijo...

La del cepellón más largado es el rosal silvestre, plantado ya junto a la valla del gallinero, hoy despoblado, pero que espero algún día vuelva albergar a una nutrida sociedad de gallinitas y palomas. Lo bueno de que me hayas regalado esta planta, aparte de por su belleza y las connotaciones que tú le añades, que por mí fueron interpretadas en el mismo sentido, es que cuando crezca (probablemente lo hará en abundancia durante este año) es que podré ir sacando casi cuantos quiera, cortando varetas y sembrándolas por donde vea (en invierno, siempre en invierno). Tengo otra variedad de escaramujo, uno de rosa granate y con más pétalos, "regado" por todo el campo. Este lo extraje de un rosalito de estos que venden como con forma de arbolito. Pues bien, al final de temporada del año que lo compré empezó a echar unas varetas larguísimas desde el mismo pie. Consultado algún que otro libro de rosas ya me enteré de que esos pies tan derechos no son más que varetas de escaramujo (crecen mucho y muy derechas). En ellas se injerta el rosal que sea que es el que forma la copa tan redondita. Aproveché y empecé a sembrarlas por donde pude. En las fotos del campo donde veas un rosal de rosa granate en manojitos asomando entre la parra de la puerta o entre las ramas de algún árbol es donde lo puedes contemplar. Mira, aquí algunas:
http://fotografia.sofiaserra.com/search/label/Escaramujo

Me ha hecho mucha ilusión porque tenía muchas ganas de tener esta variedad, la más simple, quizás la más pura.
Y sí, las plantas normalmente cuando deben sembrarse, plantarse, es en invierno, porque es cuando las raíces, por el frío, están como muertas, hibernando. Es cuando se aprovecha para cambiar las macetas, cortar cepellones, sembrar árboles nuevos, incluso sacarlos y cambiarlos de sitio. Eso no quita que se también se pueda hacer durante todo el año, y más si es en regiones más norteñas, donde el calor del verano no achicharre. En realidad, ofreciéndoles las condiciones de hábitat que necesiten (luz, agua, temperatura adecuada) se pueden "trastear" , en estas latitudes durante todo el año.
Muchas gracias Robín, todo ha quedado sembrado y bien sembrado.

Sofía Serra Giráldez dijo...

:)..qué gracejo tienes, :)))) ;)
El de las pelucas tiene nombres aún más bonitos: Árbol de humo o árbol de niebla.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Nu. Al final he decidido sembrarlas todas allí. La lavanda se da muy bien en el campo, la he sembrado bajo un naranjo (agrio). En esta zona se da naturalmente una variedad, la que conocemos como cantueso, allí hay bastante (por la zona "virgen"). La menta de córcega, después de varios días observándola y viendo que no se helaba, sino que más bien sufría si no la humedecía constantemente, y sabiendo cómo es el comportamiento de cualquier menta (parecido al de la yerbabuena) la he sembrado junto al caño de desagüe del fregadero, :), un arriate grande donde también está el naranjo y la lavanda, y este verano sembré unas matas de pimientos. Allí pegaita al reguero de agua pienso que crecerá bien y abundantemente: el agua del fregadero tiene aquello "empantanado", los fosfatos de los detergentes, geles, etc, son fertilizantes buenísimos para las plantas, las hacen crecer casi lujuriosamente, y ahora en invierno sale muy calentita comprada con las temperaturas de allí, tibia casi. Creo que le crea el microclima ideal. Las dos que venían en macetas estaban de raíces hasta arriba. Ansiaban terreno donde poder plantarse.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Creo en las matemáticas como un matemático puro, creo en ellas tanto como en mi poesía, quiero decir en la poesía tal como yo la entiendo ( y de casual, me sale). La matemática para mí tiene poco que ver con el acto racional al menos el cartesiano, un poco tan sólo, como la poesía. La matemática ofrece el camino, pero en ella no se calcula, se sigue ahondando en nuestra mente hasta dar con la solución (que en realidad ella misma ofrece), como al llegar al final de un poema.

Robín dijo...

Sabes mucho más de plantas que yo, que estoy aprendiendo y soy torpe en esa tarea. Hace apenas unos meses no sabía nada de nada de ellas. Creo que se me ha muerto de frío hace unos días un plantita de *Orégano (Aureum)* preciosa y no he sido capaz de preverlo. Y una planta de *Menta de Prado (suaveolens (Variegata))* se me ha quedado en un palo/tallo seco sin ninguna hoja, con bastante mala pinta. No sé si ha muerto o no, por ser tan neófito en lo de las plantas. Y la flor de Pascua, que acabo de comprar, se me está poniendo amarilla y marchitando *una sola de sus hojas no rojas* sin saber ni entender yo porqué. El resto de la planta parece que está bien. Qué ejemplo, lo de la flor de Navidad, de cómo los estadounidenses se meten hasta el fondo de la cocina de nuestras casas, nos dictan lo que ha de llevarse y ser comprado, eligen hasta los gustos que hemos de tener : una planta de hojas rojas como el papá Noel -ambos, la planta y el gordo-rojo-en-Navidad-de-los-regalos medio o totalmente inventados; como los grandes hiper-mercados para consumir siempre más y más en donde yo compro. Pero qué dinámicos son, esos estadounidenses, que nunca paran de innovar, de culo siempre inquieto..
http://articles.latimes.com/2008/dec/23/local/me-poinsettia23
La flor de Pascua, en este época se compra en Bilbato hasta en los supermercados de la esquina que es donde yo la compré por sólo unos 2 € y la tienen casi todos los comercios como adorno . Cuando la riegas con un "espray", el terciopelo de sus hojas, transforma el agua en bolitas redondas que se quedan así, en forma esférica, rechazando el fluir, que dándose.

Sin embargo el cactus de Navidad, aunque sin flores, que es su época, están creciendo sus tallos geométricos casi perfectamente rectangulares y los bulbos de Narciso y de Jacinto que me medio regaló el florista de abajo, del barrio, empiezan todos a crecer con ganas. La *Drácena Mesangena*, se me han puesto algunas de sus hojas amarillas que creo -espero- que no es un hongo ni una infección vírica. Pero veo con optimismo que las plantas que te he regalado están en manos que saben cuidarlas. Eso yo lo sabía y por ello, precisamente, te las regalé .

Sofía Serra Giráldez dijo...

La flor de Pascua creo recordar que es un arbusto (puede alcanzar hasta tres o cuatro metros, oriundo de México, así que imagina "el negocio" para inventarlo como "flor" para Navidad. hace muchos años sembré una en el campo, creció muy bien en primavera y verano, cuando llegó el invierno se quedaron los tallos como espinacas cocidas, :D...no aguanta el frío. Aquí, bueno concretamente en la localidad gaditana de Chipiona recuerdo haber visto uno en el jardincillo de una casa, como una adelfa, ya sabes, y enorme, pero está claro, climas suaves y calorcito. Las hojas rojas son las brácteas en realidad (como las de la buganvilla), que si se desarrollan bien alojan una pequeñitas flores. Pero Robín, te lo garantizo, que una planta de vivero no se pierda es casi tan difícil como criar un abeto en el desierto. Allí las tienen en condiciones ideales, aparte de que cuando vienen en macetas bien pueden haber sido recién trasplantadas metidas con un poco de tierra. Como la planta sea delicada, el cambio no la ayuda a "agararse" a la nueva tierra, así que lo más habitual es que muera. Esta flor de pascua se reproduce bien por esquejes, así que si te animas corta una vareta y métela en tierra..seguro que si te agarra (echa raíces, venden tambien productos que ayudan al enraizamiento, aunque nunca los compro), tu planta prosperará mejor que la comprada. Yo yo no sé bien ya por qué, las odio, creo que por verlas tanto. hace un año me obligué a comprar otra. Al final la tiré. Me pongo negra cuando empiezan a caérsele las hojas, antes amarillas. Si están en el interior y con buena luz, mucha luz, suelen seguir creciendo bien. El orégano puede helarse o morirse por sobra de agua. Si la raíz está bien, aunque se hiele, puede volver a nacer. Cuando una planta se queda sin hojas lo mejor es podarla "a saco". Si vuelve a brotar, pues es que no ha muerto, evidente, :), y si no brota, pues a tirarla. para todas tus plantas, si tomas café de "cafetera" de estas normales, échales el residuo del café molido. les va muy bien como abono. también el agua de cocer verduras (fría, claro). para evitar hongos en las raíces siembra un ajo si tiene espacio la maceta (lo gordo para abajo). Es el mejor y más potente fungicida.

Robín dijo...

Las plantas que parecen haber sufrido del frío o de exceso de riego, o ambas cosas, estaban en la sala de estar, donde escribo esto y no hay calefacción durante la noche. Sólo la flor del dinero y el *Cactus Opuntia* están afuera, en el balcón. El perejil, crecido de semillas que compré, no ha crecido nada de nada desde hace 3 meses, quedándose inmóvil, con unios 10 cm de altura, al igual que los tallos de cebolla, a partir también de semillas, que no han prosperado más allá de los 5 cm de longitud. ¡Y no sé porqué! Quizás por la falta de calor.

Sofía Serra Giráldez dijo...

No, dentro de una casa no es por el frío. Lo mismo es por "nada", porque venían mal, o por falta de luz, o por falta de tierra. Lo del pereiil: sombra y agua y luz, y es todo un éxito que te haya nacido. Es hacerlo germinar, tiene que hacer justo quince grados, :). puede que le falte tierra o se haya quedado parado. Lo de las cebollas es raro. puede ser falta de tierra, ten en cuenta que desarrollan el bulbo, después echan unas flores muy graciosas. Pero que te quede caro, yo no entiendo de botánica, solo la experiencia y algo que haya leído, la natural curiosidad por algo que siempre me ha gustado.

Robín dijo...

Lo importante es que todo ellos sea sin la estupidez del cientismo que pretende hacer de lo científico un nuevo Dios; cuando ha de ser un nuevo humanismo integrador, equilibrante , más bien.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Estamos en lo mismo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.