sábado, 9 de noviembre de 2013

Saturday night fever

Saturday night fever

Despierta la sábana
que me oculta el día,
abanico las dudas de la noche,
parpadeo solícita
mi propia herrumbre
de animal hueso o solidificado,
no escatimo recursos para intentar
convertirme en piedra,
pero al parecer de las líneas verticales
de la puerta soy blanda
almohada donde descansan
(tanto duermen los inmortales)
los sueños. Me acostumbran
a ser obediente. Me dejo
gobernar por mí misma
alejada de mí. Son dos
las que me aplastan,
yo quisiera, esta tercera,
lograr ponerlas de acuerdo.
Me tienen la cabeza loca,
el alma en cueros,
los ojos rojos.
Solo me falta la cola
y adquirir fuerzas para sujetar
el tridente: el alma
en llamas, el cuerpo,
frío, el corazón,
muerto: mi sueño
aquí en el infierno.

2 comentarios:

Robín dijo...

I just wrote this short but real story to a Cuban guy faithful to Castro.
This could be the last time i talk to you, Sophia;

"The problem is all inside your painting, she said to me.."
Me acabo de inventar la frase que antecede, inspirada de una canción de Simon - del desierto neoyorquino (Paul)...
Picasso, si hablamos del Guernica, hablamos de un error fatal. Los animales que gritan en la granja guerniquesa, son en realidad los españoles, somos nosotros, por los que, con la movida catalana y vasca independistas, auténticas extensiones de ETA, aprovechándose de ella, nos van a partir España en mil pedazos. Y Francia, Italia, Alemania, el Reino Unido (y tonto (el Reino)). Y a todos los demás en Europa. Y después Cuba, Méjico, Argentina, Estados Unidos. El último, o el primero, Israel -¿cómo podremos defenderlo una vez rotos en pedazos?- que no tiene porqué no correr la misma suerte que nos están mal deseando a todos los demás. Somos nosotros los Españoles los que estamos gritando , aterrados de ver que son los falsamente callados, falsamente moderados y quietos nacionalistas vascos y catalanes los que de verdad habían hecho e impulsado a ETA, los que de verdad la extienden ahora y se hubieran beneficiado de la destrucción de España (El dinero y la magia negra de la destrucción y de las aguas revueltas para ellos).
Picasso pintó exactamente lo contrario de lo que es.
¡ Qué falta de acierto !
Pobre comunista rico que lo vendía todo muy caro sin recato ni moderación a los estadounidenses y europeos sobrados e inelegantes, que aman tanto a los comunistas especuladores, que pintan algo, porque el exceso y el defecto son la misma cosa al fin y al cabo y bien lo saben los que mandan en cualquier parte.
No era ETA; ahora lo sabemos bien, eran los que están sobrando, aprovechándose y de Mas, en los nacianalismos periféricos, los que querían de verdad destruir a España. La mentira era la revolución. ETA sólo nos engañaba con lo de la revolución, ese mañana milagroso y a la vez falso. Yo les votaba -esperanzado en un mañana bueno que jamás llegará- a su brazo político, es decir directamente a ellos. Pero en verdad, los nacionalistas periféricos nos engañaban aún más (Mas), en toda esta cuestión, que ETA. Tenemos una espada de Damocles, que ya no es tolerable, porque *es mucho peor que la de ETA*, sobre España. Y sobre la democracia -que es insuficiente, pero que puede ser y mancha menos. ¡Que no nos engañen más los Hunos y los Hotros!
¡Y nos van a echar, encima, la culpa!

Robín dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=bXifSi2K278

Fïjate en este documento excepcional,Sofía. Se trata de la muy noble y muy leal ciudad de Cheliabinsk en Rusia, en la bella mañana del 15 de febrero del año de gracia en el que estamos, el 2013, a las 9h 20 de la mañana hora local. Un meteorito de 19 metros de diámetro, probablemente ya roto en cientos de pedazos más pequeños, pero aún agrupados, se está dirigiendo hacia el Oeste, hacia el lago helado, en esa época del año, de Chebarkul, a sólo 78 km de distancia, a una velocidad de unos 18 km por segundo o sea 65.000 km/ hora, en llamas por la fricción con la atmósfera terrestre, a una altura de unos 35 km y con un peso total de todos los fragmentos de 11.000 Toneladas. Los militares rusos encontrarán el 16 de octubre pasado en ese lago una roca de 70 cm de diámetro equivalente y 600 kg de peso, el mayor resto-fragmento encontrado del bólido que venía de la zona de entre Júpiter y Marte donde está el cinturón de asteroides. Fíjate en qué rápido pasan las sombras de las farolas. Hay gente, con muchos más conocimientos que yo, que ha sido capaz de hallar con bastante precisón la órbita elíptica del asteroide que impactó con nosotros, a partir de este y otros vídeos.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.