martes, 1 de octubre de 2013

Reivindicación del gris

Reivindicación del gris

el silbo de la mañana
que se abre gris, es decir, lleno de matices,
con las alas de la tórtola
borboteando en el plumón
mullido del aire no ausente
de ti.
Y un especial interés
domestica mis sienes juntas en su ojo
de aprendiza de la verdad del amor
a esta edad tan serena
como el mar grisáceo de la tarde
sureña en la playa de invierno.
bienvenidos tus jamelgos
juntos y ataviados
de lo que no sé vestirme,
porque una insignia de rosas
cuelga de tus dedos
que duermo en mis labios.
Y callo para no entoldar
semejante acervo de bien
y venida de tu sien
en esta mañana gris
de septiembre.

2 comentarios:

Fackel dijo...

Frente a la grisura de los comportamientos de ciertos seres humanos, reivindiquemos el gris de las sienes de la bondad y la experiencia humana. Me gusta tu poema.

Rafael dijo...

Perfecta reivindicación del gris en este otoño que ha comenzado.
Un abrazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.