jueves, 29 de agosto de 2013

Aunque digas (the game)

Aunque digas (the game)

Estoy cansada de que la poesía me confirme. De nada me sirve prever. Ni a mí ni a los demás. Terminaré odiando la escritura de poesía. Me resuena como una carcajada siniestra, un “ya te lo dije”. ¿Y qué?, le espeto. Sólo fuiste palabra. No tienes ni idea de lo que es la vida. Soy yo la que la hago posible. Mi cuerpo. Mi física. Mi tiempo. Tú no existes hasta que yo te hago inmanente VIVIENDO.
De nada sirve que me avises. La vida es otra cosa. La vida soy yo y mis semejantes y todo lo que nos rodea y hacemos. Jamás podrás alcanzarnos. No llegas antes. Simplemente no llegas. No te haces hasta que yo no vivo. Aunque digas antes. Y yo vuelva a escribirte después.
dos tiempos para un acontecer,
uno dado
y canica,
ambos rodando.

3 comentarios:

Robín dijo...

Claro; la poesía sólo puede ser una confirmación de la vida; viene después de ella; es una segundona que por ello rechazo; una luz que tiende a artificiar, que a lo sumo imita lo natural. Que sólo puede repetir; la solución es, quizás, añadir polvo de filosofía y sencillez; demistificar con el decir(1) lo falso que nos rodea, que busca aquí y allá engullir las libertades que intentamos gozar; farol para ver mejor; la matemática, en parte, cabe también en ella..

(1): La palabra "poeta" puede conservarse; a mí me gusta más la de "decidor; (diseur; sayer)" que extiende su campo hasta la buena prosa; que dice y que no es cuento; que no es ni privilegio ni adormidera.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Intenté decir justo lo contrario. La vida sólo me hace confirmar lo q la poesía, antes, dijo. Un saludo, Robín.

Robín dijo...

Entonces el universo es la palabra; no puede ser bella Sofía.. el universo debe tener al menos rango de verbo y más.

Acabo de tropezar con esto : https://www.facebook.com/photo.php?fbid=566453296724855&l=90b3eb96d9
y comprendo que no era metáfora cuando Homero escribía que Circe convirtió a los hombres de Ulises en cerdos; aquí está es la prueba.
Qué cosa más bella la natura.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.