martes, 22 de mayo de 2012

La actitud

La actitud


desde aquí ensimismada
en la junta del día sin la noche
que despide a cómodos adversarios
como la almohada y la sábana
no escatimo versos ni recursos
por tratar de averiguarme dentro
de una piel que se ablanda,
la camicaze no se obstruye
con la estrella, sueña bajo tus dientes,
tu dureza de animal lejano
asociado a mis ideas, que tú y yo
culminemos como un darte y un goce,
una representación de nosotros
bajo el día que se enciende
sin interruptores, la luz natural,
la prostituta más vieja del mundo,
rejuvenece todos los días para
envejecer mis propios lamentos


en depresión inquieta de voces
llegan malas dudas quebrando
el supuesto trampantojo, justificando
una absoluta serenidad, un manto
de dios inasible sobre mis hombros
deslucidos, afilados, desgastados
y abrillantados por tanto uso.
Morí bajo la espada del beneficio
inmediato, voy a la contra
de su sólida estela y pesado
cargo sobre mis riñones.
los soldados de mis bronquios
redoblan su guardia de día.
Deberán dejarme respirar
para que no me ahogue
por tanto peso de mundo
o peso mío echado sobre
estos hombros que ya se desmenuzan


en el tiempo que no hace vida.
Pero la tuya fabricó
andanadas de segundos que hoy
se equilibran sobre la cuerda floja
que extiendes en el cielo
entre las dos torres del espacio:
la de la vanidad,
la de la impaciencia.


He de levantar
la mirada me hace
parecer aún más
pequeña de lo que soy.

Sofía Serra ( De La exploradora)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.