lunes, 31 de octubre de 2011

Fotografías de un futuro anterior


¿Verte y no verte venir?
Hoy este medio me ha dado una de sus pocas plenas alegrías, me ha devuelto una mirada sobre mí misma, y en ella me he descubierto trascendente e inmanente, asimilable por cualquiera que ahora me conozca, y lo que no tiene precio, asimilable por mí misma. Alguien me ha dicho: “En esencia, si hemos sido fiel a ella, somos lo mismo siempre”. Y yo digo, ese es el mérito, tal vez no de nuestro espíritu, tal vez sí. Que el tiempo suceda y no acontezca, señal de que siempre hemos sido.

Cuando me he visto fotografiada con apenas 18 años recién cumplidos, sin norte consciente sobre que esas fotos existieran, y no me he emocionado al verme más joven, sino sólo y cuando me he sorprendido rodeada de blancas palomas (léanse mis versos, vean mis fotografías), reflejada en un estanque, agua, o fumando bajo una palmera, he podido re-comprobarme, verme y verme llegar, verme, y en la otra mirada, verme seguir.

Por aquel entonces se luchaba en la Universidad de Sevilla por hacer de esa institución pública un lugar democrático en el que los mismos alumnos tuvieran opción de voz y voto. Casi acabábamos de estrenar la democracia (1980-81) en este país. Nos sentíamos ya un poco traicionados por eso que ni vivimos, la algarabía revolucionaría de mayo del 68. Ella nos cogió demasiado jóvenes, niños aún, pero cuando llegamos a nuestra madurez aún adolescente supimos recoger su testigo sin desbaratar nada de lo logrado a partir de ella.

Claro que al menos donde yo me formaba era una facultad donde se estudiaba Historia, una materia tan confundida por la mayoría, tan vilipendiada, simplemente porque, efectivamente, puede ser objeto de manipulaciones, resulta susceptible de manipulación, como todo lo humano. Lo único que sucede, y eso, los que amamos la Historia lo sabemos, es que la Historia, como la Poesía, siempre termina por demostrar lo que a ojos del hombre contemporáneo a su tiempo le resulta invisible, que la verdad del ser humano, su verdad, permanece caminando más allá de los avatares circunstanciales, y avanza, avanza como un arroyuelo recién nacido por muchos siglos que la contemplen.

Entonces nos sentíamos la generación X, la generación perdida (¿qué generación no ha tenido ese sentimiento?), pero hoy siento que ni estábamos tan perdidos ni, lo que es mejor, dimos por perdido el esfuerzo de los que nos precedieron, sino que sobre sus logros, fuimos capaces de seguir construyendo.

El autor de las fotografías que muestro, Francisco Navarro, antiguo compañero recién reencontrado en este momento, sabe más de todo aquello que yo misma. Lo recuerdo esforzándose por transmitirnos todo lo que en otras facultades del distrito universitario y de toda España se debatía. A él, a algunos más sevillanos también, pero él era nuestro delegado, le debe la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Hispalense todo de lo que ahora DISFRUTA. A su esfuerzo, a su tesón, a su implicación. Y la facultad de Gegorafía e Historia fue una de las más implicadas en el proceso. Por Paco, siempre por Paco.

Y yo al amigo le debo estas fotografías que me han devuelto una mirada que solo tenía en nebulosa de recuerdo y palabras. Ni siquiera me recordaba con una cámara colgada del cuello por aquel entonces, y mucho menos con una guitarra en las manos, ni entre palomas blancas, ni reflejada en el agua pero puesta del derecho.
Y es que creo que algunos nos ven antes que nosotros mismos. O tal vez fuimos transparentes siempre y algún buen fotógrafo tuvo la valentía de saber retratarnos por dentro.

(Por si alguien no me identificara, yo, la morena de pelo semilargo y largo)


















Autor de las fotografías, : Paco Navarro. (Negativos escaneados)

(Nota de la autora del blog: Subo imágenes en la que aparece antiguos compañeros a los que creo no le importará. Por si acaso así fuera, no los identifico. Caso de que leáis y veáis este, si os apetece que escriba vuestro nombre en este medio, dejádmelo dicho.)


GRACIAS, PACO

(Espero todo lo que hemos hablado para el otro blog. Al fin y al cabo somos historiadores, y tú eres documento vivo de primera mano de la Institución del CADUS)

Sobre un blog que no quiero usar como título

Hoy he estado recopilando alguna información sobre el blog "Otra iglesia es imposible", ese en el que han incluido algunos poemas de Batania  tal como él anunció ayer, en esta entrada, y por lo que yo le expresé mi alegría allí mismo, aun sin tener noción de qué iba ese blog.
Lo definitivo me ha llegado a través de un buen amigo y persona de toda confianza y copiaré las palabras que me ha escrito por correo. Suprimo nombres. No me da la gana de que a los que no tenemos poder de ningún tipo nos la metan doblada, pero hay suficientes datos para que quien quiera averiguarlos se moleste en hacerlo.
Y quien no desee molestarse ya concluirá por sí mismo algunas pegas que trae como consecuencia el no decantarse por alguna ideología con fundamentos políticos visibles.
Política y poesía se entremezclan, y así debe ser siempre. Lo que pienso que nunca debe hacerse es confundirlas, porque cuando se confunden se corre el riesgo de, en vez de criticar poemas, provocar dolores humanos irremediables, o colaborar con ellos.
Viva la democracia y muera la ignorancia de las cosas.

Sencillito: XXXXX es un poeta sordo, un traductor de los discípulos del puto XXXX que arruinó el arte traductoril en la Argentina. Nos hemos enfrentado varias veces. Dirige el suplemento cultural ("X") del diario más vendido en la Argentina, el que tiene el monopolio del papel, de las ideas, enemigo del gobierno, cómplice de la Dictadura, su dueña se apropió de dos hijos de desaparecidos y compró las acciones después que los antiguos dueños fueron, uno "accidentado" en un avión, y su viuda torturada por horas y días hasta quedar desfigurada. Estoy mezclando asuntos éticos con estéticos. Pero si en un lugar no me gustaría estar sería donde XXXXX.
Un analfabeto, capaz de confundir verso blanco con verso libre, los acentos prosódicos con la rima, dejarse romper el culo por la ultraderecha y hacerse el progresista. Definir quién de los nuevos escritores argentinos es canonizado o no a partir de ese puto diario que además tiene, ya dije, monopolio del papel y de las editoriales más grandes. Espero que de una vez por todas se imponga la nueva Ley de Medios, una ley brillante, pero que este monopolio frenó; que se imponga ahora que el kirchnerismo tendrá quorum propio en el congreso; que los dueños del monopolio sean juzgados, no por ataque a la prensa independiente (que dicho sea de paso, nunca fueron) sino por crímenes de lesa humanidad, como ya hay 250 condenados y otros 800 en juicio. Porque esos añitos fueron un GENOCIDIO, Sofía, peor que el de Chile o el de Trujillo. Y nunca entraré al canon gracias a este buen señor, porque ya me conoce y me tiene asco, y porque nunca sería yo un cómplice, siquiera en lejanísimo grado, de un genocidio que precisamente sufrió mi generación, 1976, donde apenas 120 de mi edad recuperaron su identidad y se sabe que hay miles más... como los hijos de la dueña de ese puto diario del que XXXXX y su Iglesia Imposible es un cipayo.

Ante mi petición de permiso para publicar sus palabras me ha contestado esto:

"ponme con nombre y apellido, que yo ya estoy jugado. En mor de la verdad, el dichoso diario publicó una reseña muy elogiosa a mi XXXXXX. Yo respondí en una carta de lectores (que nunca fue publicada) que ser elogiado en tal medio me producía vergüenza, y no precisamente de modestia, sino de pudor ante la obscenidad."

El himno de Afrodita

(Correcciones "Los parasoles de Afrodita")


El himno de Afrodita


No hay nada que hacer y queda todo.
La paloma necesita cielo y nido,
nolo y vuelo.
Vuelan mareas y perdices por el suelo.
Y tu sostenerlo con las cuatro manos que no posees.
¿Acaso das más sol si las escondes bajo las axilas?
ya tendré que permitir palabras olas
que salgan solas por la boca de la exclusa.
Qué hermosas suenan rascadas sobre el papel,
que ya se muere, ¡a dios gracias, ya se muere!
Ni el combatiente herido se levanta,
ya todo muere en el sí,
quieto, yerto, frío
y difunto sí nevado
en la nariz del soldado
muerto boca arriba:
casco roto, cerveza sangre, joya
viva ya sin sé yo o soy tú.

Lo no.
Lo NO debe de ser, tal fue, el completo equipo de campaña
para perdernos sobre este campo limpio
que ¡qué bien se surca!...
Ya las cruces de mayo levantan su bandera
anunciando flores sobre las tumbas
del niño sol y la diosa milagro:
Transitaré por mí hasta encontrarte,
porque yo, ya, me retuerzo
como perra acorralada y rabiosa
—con los ojos inyectados en sangre—
por tanto dolor,
tanta proclama sobre el orbe,
tanto inútil comunicando,
tanta artillería en batallas totales,
tanto somos, tanto no vales,
tanto tú, tanto tú, tacto tú para la muerte,
el noli me tangere
cuando la otra boca tañe.


Me quedo con lo que me has vestido,
con los harapos que me descubren
en blanco como la yerba nace
sin medida, sin conquista, sin previaturas.
Déjame amarte a todas luces en tu tierra abierta
sembrando a destajo en tu cuerpo
tactos de amor, margaritas comprometidas
con tu perfil de guerra encendida contra ti,
las miserias y esos fueros que fueran de otros.
Estos versos son mis manos y tus miembros.
No te hechizaré.
Ellos saborearán el resabio
de este verbo que me arma.

Sólo tú deseo para estos caminos transitados
bajo la secuoya, el vértigo y la espina,
sólo sostener tu aliento con mi boca
para que no te derritas como hielo.
Para que quedes (que mi dulce sal
te embargue, te embarque
en el lirio a todas horas)
en este abril, en este amor de más,
en este sol tan repetido
como cada ola, cada regusto de ti,
cada saliva tragada por mor
de tu pureza, tu necedad, mi elocuencia
por amor a ti, Amor, que me haces en todo tiempo.


Amor suelto que destilas flores inflamadas
de savia a cada llanto,
y a justas, y a voces,
y a verdes que te arrullan como yo te profano,
te entierro bajo las yemas de mis dedos,
te utilizo y te prendo
en mi labio, en mi muslo, en mi cuello,
déjame construirte
desde mi pecho, mi nalga, mi asiento
eres, déjame ser suelta de ti,
bando de alas alzando el vuelo
sobre tu ombligo y tu sien,
que yo, amor soy, Amor, amor tuyo,
Amor desde ti y desde yo,
que paseé sobre la espuma,
que viví en tu contenido cumpliendo mar,
amando verbos, amando escalas, amando tuyos…
Yo, que recién nacida a la guerra de ser.
Yo, que jamás te presenté batalla.
Yo, que viví para engrandecerte,
para colmar vacíos de otras llagas,
para que desde ti te amaran y soberbia
llaga que ya me abandonas,
llaga que ya me luce en esta bóveda cristalina alma,
ya te trasparentas solícita, niño sol, qué me requieres, Tú,
¿cómo voy a explicarte sobre la muerte
si eres todo vida,
vida, mi vida, vida,
mi suerte blanca o negra, pecho abierto no querías?
Patio extendido y el comunicando,
temblores de vivo manjar entre las piedras,
eso soy: amor, puro amor lleno derramándose.
De ti.


Ay, si las parcas y estepas te hubieran conocido...
Ay, ay, ay...
Ay, Amor de mí, qué distinta sería la tierra ahora.
Ay, Amor, ¡ay!, renace cuando yo muera,
que yo ya te conozco, Amor, que yo tu brava soldado soy...
Ay, si nieve... pues que venga.




En mi querer sin acierto me pierdo,
en mi querer con-verso me encuentro
otra vez muerte como muerte sola.
Trancas y barrancas en mi perder ni una,
ni una doy, ¿o será que las doy todas?

Sofía Serra

Nota sobre el blog de crítica feroz

Acabo de auto-eliminarme del blog de crítica feroz. Como tenía perfil de administradora, adjudicado por Batania esta misma mañana, he podido hacerlo. Hace minutos que he detectado insultos que considero graves hacia una persona que estimo merece todo el respeto y no deseo seguir formando parte de un sitio donde han sido posibles.
Experimento finalizado.
No he aprendido nada nuevo, al contrario, ha hecho que me reafirme en lo que ya sabía.

domingo, 30 de octubre de 2011

La esquiladora

(Correcciones Nueva Biología)


La esquiladora


En este mundo atisbo
por la costumbre boca
y la palabra madre, y las palabras padres.

Por la costumbre boca de tu oído al tobillo
de esta veterana práctica
de ambular sobre el noctivago,
el día confuso y las fusas
que agitaron el combustible
que de tu boca padre mana
y de tu boca madre sana.


Aquí despiertan indigentes desnudas.
En la acera piel y en el negro asfalto
duermen las células de sus pellejos,
órbitas oculares en las calles,
en la corteza de las encinas,
en los troncos de los plátanos también desnudos.
Aquí se despiezan las otras carnes
tiernas para el mercado.
Se rascan la barriga y mullen entre lanas,
consignan su estratagema entre las ubres
de no sé qué diosa que exista.
Si nadie la alimenta, si nadie la pronuncia,
¿a qué tantas piernas dándola por invencible?
Aquí, dios, entre tú y el frío,
ha nacido un cobarde de tus manos,
una vil estirpe de alguno de tus dedos
que floreció en manzanas aún sin nombres.
Aquí, dios, te pregunto instándote,
por qué siempre aguzas el oído al balido leve:
Los gritos se me mueren en las manos
y no doy abasto para tanto sudario,
para tanta capa de negra lana,
para tanta tumba de palabra.


(Sofía Serra)

sábado, 29 de octubre de 2011

La guinda

La guinda


y ya que tú
y yo nos hemos añadido
a la tarta común, ingierámos-nos,
que estamos tan ricos
como las flores de crema y colores
o pan de ángel 
bajo el iris que enarca
el orbe en las miradas
rojas o verdes.


Sofía Serra

Comentario que he dejado en el blog de Crítica feroz

He dejado este comentario en el blog de poetas que admiten críticas, ÉSTE, y creo que su lugar también es este, o puede servir, o quiero que esté aquí también, no sé bien:


Hola a tod@s, os pido disculpas por mi "portazo" de anoche. La verdad es que cuando llegó ese momento en que leí el comentario de Felipe se me acumuló todo el cansancio y la tensión del día, tuve, tengo la sensación de que me lo pasé entero leyendo poemas e intentando centrarme en cada uno para poder comentar como pienso se debe comentar algo que estimo una persona hace poniendo en ello todo su ser, es decir desde el más profundo respeto por ese mismo ser y por el acto que realiza, que, aunque algunos piensen puede resultar liviano y tan sólo procedente de una necesidad de exhibición o gusto por la letra, para mí al menos procede de uno de los resortes más auténticos del ser humano: ese implícito extrañamiento del yo en busca de una esencia que a todos nos une. El acto creativo, el acto poético implica la "utilización" de todo lo que somos como seres humanos (inteligencia, emociones, capacidad de percepción del yo y de lo externo a él e intención de llevar todo esto hasta los demás, es decir, aceptación de la necesidad social del mismo ser humano (unión, relación, amor), a través de un lenguaje asimilable por "todos", que ese "lenguaje" resulte fiel a esa esencia entrevista y resulte de la honestidad del propio creador o re-creador. No pretendo hacer un tratado sobre lo que es el arte poético. Sólo que quería explicaros por qué para mí es vital sentir ese profundo respeto por lo que sea que tenga delante que el autor cualquiera ha enseñado al mundo bajo la etiqueta de "poema", ciñéndonos en este caso a este tipo de arte en la palabra. Por eso, aunque lo que me encuentre me guste o no, o simplemente perciba que se trata de un algo infumable, pelearé conmigo misma hasta que encuentre ese mínimo por el que puedo identificar eso expuesto como obra de arte (mala, regular, buena, da igual) y desde ahí es cuando comienzo a comentar. ¿Por qué? porque creo en el arte como lenguaje, el más excelso lenguaje, mejor, el único lenguaje exclusivo del ser humano. Para mí es muy sencillo el silogismo. Como es el único lenguaje que es exclusivamente humano, si todos los hombres supiéramos utilizarlo, todos nos entenderíamos mejor y el mundo podría cada día ir a mejor, esto, por supuesto, en bruto dicho y partiendo de la base de que comprendéis, que sabéis que no soy una inocente o ingenua, o simplemente que sé tal vez más de la realidad mala del mundo que la mayoría de los que al menos por aquí pululamos. Pero esa es mi lucha en la vida y por eso estoy en esto. Así que cuando llega alguien que sin el mínimo respeto debido por lo que tiene delante y dice cualquier barbaridad, primero se me activa la indignación, pero después, y es lo que hago visible a los demás, peleo por contrarrestar el efecto dañino de esa falta de respeto sobre lo que yo considero (por todo lo que antes he dicho) un tesoro fabricado por el ser humano (aunque sólo fuera por la intención) por muy infumable que sea. 
Total, creo que podéis imaginar cuánto activo de mí para poder realizar eso que me empeña: resumen: quemadera y agotamiento total. 
Todo esto, como ya le dejé escrito a Tomás en su blog me lo lleve practicando durante más de cuatro o cinco años en foros de fotografía. Podéis imaginar como acabé, hasta el punto de que me llevé unos cuantos meses sin aparecer casi por internet. Cuando me recuperé un poco y volví sobre el 2008 fue cuando comencé con mis blogs. Lo vi como el soporte ideal para aislarme un poco, no tanto de los demás, porque soy una persona extremadamente social y empática, como para intentar frenar lo más posible esa querencia mía: resaltar lo positivo de cualquier intento de Arte, de acto poético para así fomentar esa capacidad humana con el fin de aportar mi granito de arena a esa tarea descomunal, la de lograr un mundo mejor entre todos. 
En fin, complejos mesiánicos aparte, :D, al fin y a cabo nací un 24 de diciembre, jeje, creo profunda y sinceramente en ello, y aunque todos y cada uno de los días me entran ganas y necesidad de tirar la toalla, todos los días sigo. eso sí, intento frenar constantemente esa querencia mía, y por eso casi no comento en los blogs que leo, por no volver a quemarme y por poder dedicarme a disfrutar un poco y tener tiempo para "lo mío", lo que de mí pueda salir. 
Por eso, Batania, acepté en un primer momento formar parte de esto, porque no se exigía que se comentara, no existía esa norma. A mí con ella ya no sólo la cumplo sino que quintuplico. Me sale solo. Ayer dejé la primera el poema. ya ahí apareció mi necesidad de contribuir. Ya empecé, sin quererlo. Aunque pueda parecer mentira a mí no me importa ni me hace llorar una crítica negativa sobre lo que sea que haga ni, tal vez lo peor, aprendo con ella, ni siquiera me halagan o me sirven las positivas, no busco eso cuando expongo, no está ahí mi satisfacción. Sólo busco contribuir, animar a los demás, dar lo que yo puedo dar, poner en marcha el movimiento del arte en cualquier mente, el movimiento de comprensión y accesibilidad hacia él, para, y perdón por repetirme, contribuir a eso en lo que creo y que ya dije más arriba. Mientras más sepamos todos sobre el arte, sobre ese lenguaje exclusivamente nuestro, del ser humano, mejor podrá ser este mundo. 
Por eso mis críticas siempre serán positivas sobre lo que sea que tenga delante. No es porque no sepa ver lo negativo, lo mal hecho, sino porque pienso que alentando lo positivo, por mínimo que sea, ese espíritu avanzará sobre el camino del lenguaje artístico.
Bueno, todo este rollo para deciros que anoche acabé quemadísima, que la cabeza estaba a punto de estallarme, tantísima información percibida, tanto visto, tantos impulsos artísticos y tantas reacciones humanas, no tan diversas, lamentablemente el egoísmo , la tozudez y la mezquindad también hacen acto de presencia cuando más de un humano se reúnen, entrevistas a través de la formación de esta especie de foro de poesía (siempre me negué a participar en ellos) y que por eso reaccioné como lo hice ya a última hora. 
De alguna forma no debo permitirme seguir esa especie de vicio mío, el vicio por "el otro" y su posibilidad de ejercicio artístico, porque termina aniquilándome, porque soy la más común de los mortales. Necesito supongo que ya a esta edad intentar poder cuidarme un poco, aunque no sepa hacerlo. 
Seguiré teniendo en cuenta todo esto que os he dicho. Cuando vea que todo el mundo que participa ha subido al menos un poema, o si esto se queda parado, expondré el que sea mío, malo, regular o bueno, dará igual, siempre habrá una intención "oculta", que será la de animar a activar resortes de comprensión del arte, de conocimiento de él, por activa o por pasiva e intentaré seguir comentando, pero me impongo hacerlo muy poco, sobre todo me impongo, que sé no podré conseguirlo, ese no pelear por ponerme en el lugar del que escribe (que es la única forma de comentar seriamente una obra), de los sesenta y tantos que somos que puedan mostrar sus poemas, porque si no esta mente espíritu o lo que sea sé que corre el peligro de hacer click y apagarse. Y no quiero que llegue eso otra vez nunca. 
Disculpadme por tanta extensión, ni siquiera sé si he logrado transmitir lo que pretendía, pero sí creía que debía hacerlo por el simple respeto que me merecéis como seres humanos y como poetas, mejores o peores, es lo de menos para mí. 
Un abrazo a tod@s



viernes, 28 de octubre de 2011

praxis poética

Correcciones "El muriente"


praxis poética


a unos
mata
a otros
salva
¿de qué?, al final
                           el suicidio
se ejerce
de cualquier forma con-
                    forma la única práctica
posible: No


experimento-la-
vivo.


Sofía Serra

Por peteneras (Compás)

Aproximación al flamenco. Tan cerca y tan desconocido.
Reproduzco un pdf que me ha servido de mucho en mis primeras clases de flamenco. Me hubiera gustado subirlo en texto de blog, pero se desconfiguraban todos los esquemas de compases, así que subo cada página en modo archivo de imagen. Son 12. Si se pican en ellas se pueden leer mejor.
Lo he extraído de aquí:
http://www.metronomoflamenco.com/Archivos/Los%20Compases%20Flamencos.pdf























miércoles, 26 de octubre de 2011

Lluvia

Lluvia


llueve de verdad
aunque las gotas
mientan.
Quietud y dorso
resentido
acumula sendas
grafías de norte y sur,
quijotescos caballos que ni al sol
confunden con un gigante
leve oscilando a la mesa
madre nuestra que está
en los cielos, y
hoy
en
el
suelo.


el párpado de la nube
derrumba escaleras
en su cerraje.


A-mi-no-centauro,
de qué estará hecho
el sonreír y el pervertir anhelo
sin pábilo de tus manos
y mis ingles siempre cóncavas,
siempre la última linde, el bienestar
solapábase al desacreditado
tablón de la escalera.
Pensativa y lenta,
pensativa y estancia humilde,
eslabón roto hoy,
caput, y qué sueño… :
yo sigo siendo
vapor de agua
para tu lágrima
blanca.


Sofía Serra, 24 de Octubre de 2011

Los carniceros (y reconfiguración anulada)

[Este blog y el otro de fotografía vuelven a sus andadas, o sea a como estaban antes de la reconfiguración de hace dos días. No me sentía cómoda en el nuevo formato. Disculpas por tanto vaivén.]
(Correcciones Nueva Biología)


Los carniceros


I
¿Es que alguien puede escribir sin las vísceras
de las cuales el cerebro también forma parte?
Debe ser la consecuencia lógica
del mal de las vacas locas,
aquél que dejó sin despachos de casquería
a nuestros mercados
y secó las neuronas hasta
convertirlas en esponjas, nada submarinas,
de nuestra sangre.


II
Fui espectadora privilegiada del maremoto
de la crisis que sobrevino.
Andaba tullida y apartada
del mundanal ruido por mor de la deferencia
de algunos conciudadanos
en lo que respecta a contemplar el mes de agosto
como sagrado para el ocio
en esta españa de los mismos
puestos como placa
a modo de prendedores
que sujetan las suertes del amiguismo,
la relación vía estrecha
entre el analfabetismo funcional, y emocional,
de la clase fundamental
y desemprendedoramente española
y su poder sobre los que trabajan
al servicio del ciudadano, que
adquieren el eufemismo de funcionarios.


De policía.
¿Funcionan?


Todo sucedió en un placado día de agosto:
A un hombre lo detienen en su puesto de trabajo
(debía ser el único que laboraba
en fechas tan playeramente hispanas)
y digo yo que por eso mismo
el peso de la no-ley recayó en,
de 40 millones de españoles,
sólo tres solos, tres en uno.
Así que imagínense el agostazo.
Desley a saldo, esposas de rebajas,
padre-dado por muerto de avalancha,
silencio a manos llenas,
y lo que es peor, el ticket,
vía denuncia con pruebas falsas,
nuevo y lubricado, adorno
de solapa del que colgando
llevaba los huevos
en modo by default, o sea,
como la flor de sus secretos.


Aún estoy esperando
que me devuelvan
los 1500 euros que me robaron.
Y los 10 años.
Asalto a mano armada, oigan,
se siente, coño, cállese, más le vale
calladita contra el quicio,
con pistola vestida de silencio
a mis súplicas indignadas
y balas de más de 72 horas.


ya no espero las chuletas
del lomo que me extrajeron
a carne viva con sus neuronas muertas.


Sofía Serra

martes, 25 de octubre de 2011

Ser-afín

(Correcciones "El deshielo")
Esto es un experimento que llevo mucho tiempo pensando hacer, y hace tres minutos me he arrancado a llevarlo a la práctica. Presento el poema en ese audio. Muy brevemente.







Ser-afín
(a mi madre y una buganvilla)


Serás el beso asomado al aire
del vespertino azul. Yo, la mejilla
que lo sostiene soñolienta
en el vaivén de la vigilia
sobre estas dobles manos, estas pequeñas flores…


…Y qué decir del aliento expelido
por tus rosadas branquias…


Abarataré mi canto para que el perfil de la memoria
pueda lucir prendido en tu cabello el clavel de abril
—ay, mi noche persa sobre ríos de plata—,
y junto a la rosa del encuentro, la zapadora,
profanaré las tumbas de la estirpe
que, contiguas a la feraz fuente,
impidieron a las buganvillas bramar
la verdad atronadora con sus brácteas.
Ellas, las jardineras engalanadas
con frazadas de papel de seda
durando sus breves cinturas,
las de los profundos escotes,
herméticos y oscuros balcones
abiertos al pretil del aire,
desde donde se asoma, tímida,
la flor blanca, la bella inmaculada,
la que no tiene nombre.


Sofía Serra

lunes, 24 de octubre de 2011

Y siguen sin enterarse (Verboluz)






(Pasantía) La sombra


y si ni el sol ni la tierra
llueven a medida de los gustos
de cada uno en sol
o en la tierra
no hace lluvia o agua
acorde con lo sentido
por ambos
manifiestos
mutuales
y si no se enteran
de nada recíprocamente vecinos
o separados
cuando nube
o cuando tierra
cuando sol
y cuando agua, sin embargo,
nace el verde.
Y siguen sin enterarse,
o integrarse.


Sus lugares me declinan.


Sofía Serra

Las lomas

Las lomas


un mundo en desorden por nacer
arquea el vientre de la tierra.
Conjuros y otras hienas
abocados a la suerte de la encina,
abocados al éxtasis sucinto,
exacto, precisa linde unitiva
entre el amarillo del sol hueco
y la fragante rosa excavadora.


la verdad toda la verdad nada
más que la verdad hace tiempo
no despierta mi cuidado


verso nieblo o duda solo
en la espesura del bosque
circunvalo el gesto y el armisticio
del poblado caminante
y solitario ecúmene entre las fieras
y el óbito de la noche.
… Tan rosados sus laureles de día…


Abre brecha la gozosa
y los cantores prestan su niquelado
silbo al aire sutil y candente
carmen de mis flores
y la nauseabunda gracia
de tantas lágrimas dulces
sobre los silos de las hojas…


A mis pies mojados,
ni el cuero de las botas
los enternece.


…Y me dicen elegante…


Sofía Serra

domingo, 23 de octubre de 2011

Reconfiguración de este blog (n)

Acabo de volver a hacer la enésima reconfiguración de este blog. He integrado todo el de fotografía (Meridiana Claridad) en él, aunque aquel sigue existiendo, sino que con formato distinto, y seguiré subiendo fotografías en él.  Pero probablemente eliminaré de allí los comentarios, para que sólo sea una mera página expositiva de las imágenes.
Pido disculpas por las molestias ocasionadas. Aún me quedan por hacer bastante reajustes, pero ya funcionan ambos.
Muchas gracias.



viernes, 21 de octubre de 2011

La granja

La granja

Va poblándose el sueño roto
de la dehesa lumen
con margaritas cada verde
menos abundantes.
Los cerdos se las comen
como tú las deshojas,
desfloras, mejor
y más correctamente.
Ciencia bienvenida
convida manos
bienhechoras
y justas.

trágalo,

un mundo paralelo
como ninguno,
¿cómo no rompernos
por la entrepierna?

Sofía Serra

Hibernación

(No soporto ver las imágenes de Gaddafi ensangrentado entre la muchedumbre. Me producen mucho dolor. ¿No sabemos hacer las cosas de otra forma?¿De verdad que no?)

(Correcciones Nueva Biología) 
LA OSA EN SU CUEVA

Hibernación
siempre hay soledad.
siempre soledad sólo tiene un nombre.
no sabías que el suyo fuera el tuyo.


Por las manos grandes y extendidas
desde donde vienes
y hasta donde vas,
tú, sin correspondencia
asomas al balcón que ennoblece
la luz del nuevo día
mientras tus aires no depuran
el oxígeno que nos alimenta.
Esta indignidad,
esta menoscaba contenida,
esta cornucopia pretendidamente lenta
que arrimas al caldero de pez hirviendo,
diluye lo que de hombre queda
sobre los adoquines.
Se más de lo que puedan darte las amapolas.
Esas estrellas rojas se me vacían,
se derriten chorreándome
sangre negra
como Carrie ajena
de vergüenza.

De qué estaremos hechos, pequeños dioses…

Habrá que ser vendedora ambulando
por las comarcales plegarias.
No sustituyo,
te asemejo al trino de la espiga
en el en-nortado cielo blanco y plomo.
Las densas noches socavan la montaña.
El frío y su nieve te ausentan.
Aquí en el valle se pierde algo que nada ofrece.
Aquí ya se fue el son de la despedida.
Aquí el soneto y su brisa
meditan cabizbajos sobre los goles
del espasmo del río contra el médano
que ahora te hiberna.

¿De qué estamos hechos, pequeños dioses?

Aquí, más sola que la una
entre la tarde y la herida.
Aquí, a uñas con la noche
sola en el tendido cero
de este a-coso de costra dura…
Me favoreciste tarde,
tan tarde, soledad,
que llegaste en compañía.
Allí, con la plena muerte de la flor.

Sofía Serra

jueves, 20 de octubre de 2011

Epílogo (Canto para esta era)

Pertenece a "Canto para esta era", está allí en el blog de su poemario, pero quiero hoy, dos años y diez días después de haberlo escrito,  traerlo hasta aquí.


Epílogo

En el límite de este entredicho
te propongo ajustemos cuentas
sobre los pasos dados
desde tu fiebre o la mía,
sin maniqueísmo ni torpes esdrújulas
que enturbien el mar alegre
donde podemos lavar nuestras manos.
Aquí tú y aquí yo
frente a la espera,
anudados por nuestra vital secuencia,
mirándonos los pies mutuamente,
contemplando cómo el borde salado
agiganta el vacío bajo nuestra posada,
nuestra común estancia arenosa.
Y, ahora, te pregunto:
¿Qué mejor hacer sino amarnos?


oOo

Sofía Serra

miércoles, 19 de octubre de 2011

Higuera que renace, fuego que me hizo (Poema en Audio)

Para ir abriendo boca a Los parasoles de Afrodita para cuando lo tenga terminado de subir en su blog, el poema con el que se inicia, relacionándolo con la fotografía que ayer hice y publiqué en el otro (AQUÍ).
El audio. Lo cierto es que desde que lo terminé pienso en que me gustaría poder grabar todos sus poemas en audio, pero lo estimo empresa tan inmensa y difícil,  que no creo que sea capaz de llevarla a cabo. Tal vez, una vez que ya esté todo en el blog, poco a poco,  consiga ir llevándola a cabo.



Higuera que renace, fuego que me hizo

Higuera, amor, verde higuera soy,
flores son mis frutos,
sólo flores puedo darte,
sólo frutos dulces flores,
sólo dos, sólo
fruto y flor maná.
Fruto
y flor de ti, manjar
de luz.
Y sombra y perfume para tu aliento mis hojas.
Estas manos te acarician la boca con flor
de Abril, Junio y Agosto,
estío extenso
para extenuar tu sed, avivar tu fuego
de larga vida. Vida.

Higuera, higuera soy,
yegua libre en mi propia Cerca
me entrego toda en dos,
siempre, dos cosechas.

Ubérrima en higo y breva,
perfumo con sombra y verde
florecidos bajo el fuego.
Sin espera, siempreviva, verdeazul,
por fin colmada
palabra,
de amor.

Si hundo mis raíces en la tierra, ¿qué me queda?
Almanaque de hojas verdes
en el azul de borde amar.
Playa lenta, playa ancha,
tiempo anhelo, higuera verde agua
jugando a estampar arena contra las olas
bravas.
Tan lujuriosas, tan ávidas
de nombre.

Para mis ramas grandes, tu deseo,
mar de fondo, mar de hulla, mar negra mía,
mar de alma blandiendo espada
viento tan liviano,
y blanco,
vendaval de paz en la entraña sin la tierra.
Y sin raíces.

Ya no hay vida, ya sí sol
allá-aquí, lamento
ya sin eco,
sin células espejo,
ya sin las blancas hojas de los blancos árboles.
Como in albi, como en blanco.

Higuera soy.
Higuera con des-mayo
en el mar me deshago
en esta blanca noche, blanca.
Y verde.

Sofía Serra ("Los parasoles de Afrodita")

martes, 18 de octubre de 2011

La zorra

(Correcciones Nueva Biología)


La zorra


¡Chau, chau!


Me desubiqué de los sitiales
tan falsos como la juventud
precipitada en regueros de falta de aliento.
Yo quisiera saber desde dónde vuelven,
que vuelven y de vuelta están,
sin haber saboreado la tierra.
La tierra se mastica,
nutricia acumula
plenas y ganadas,
idas y vendidas sobre la piel de frío caucho
que ennoblece al gallinero
que abre su boca a la zorra.
Raposa, pobre y dueña raposa
de su prole, de su boca,
pobre y vida y discurso
de tantos soles,
tantas vías luces,
tanta inercia traída
al canto de la moneda
cuando se lanza al aire.
La zorra la sigue con sus tremendos
ojos pardos confundiendo
su destello con el del sol naciente.
Y medra con su aullido,
y me despierta, quiere despertarme:
Tú estabas aquí antes que yo,
me susurra,
canta por mi boca
con mis uvas y tu ira.


Ahora,
alguien que no entona.
Ahora,
alguien que abandona.

Sofía Serra

lunes, 17 de octubre de 2011

Árbol solo

árbol solo


Hubo un lugar
sometido
a mis piernas. (¿?)
tranquilamente dormito
en la espera del cuento inacabado.
solicitud y bienes acarician
mis hojas verdes, y yo, riendo,
entre los pájaros admiro mi floresta.
Tantas verdes hojas
y olor a madera,
tanta humedad
sobre el rocío con mi savia
como apacible compañera
de toda mi vida
suya ayudándome al sorteo
de los precipicios
de los juicios del leñador
y las tempestades abusivas
del mal previsto por la atmósfera,
las heladas y las hormigas
y los hábiles podadores,
y ni el amor me acuchilla
tatuando todos sus nombres
de verde puesto en vilo al filo
hasta el punto caído desde el nido
que cobijé cantando sobre el abismo
cuando el sol se me derramaba
en cada brazo, cada lentisco leñoso
o cada cruz y frío cuando
duermo silencios de desdén
o refresco de infantiles sinsabores y balanceos…
no hay penas, no hay penas
sólo de sola juventud
algo herida por el círculo
secante de la entrepierna enterrada.


Mas en este invierno
los rizomas ya adquieren
de nieve su secreto y mi savia
se concentra en los bajos
más bajos de mi canto.


se fueron hacia el otro lado
mientras yo concluyo
el Misterio sobre la tierra.


(Sofía Serra)

domingo, 16 de octubre de 2011

Equinoccio de otoño

Este poema tiene su tautargia (fotografía) aquí.

Lo escribí justo antes del que dediqué a Batania éste,  y también antes inmediatamente  de éste "Al héroe",  que también escribí pensando en él, y justo antes de que Batania me contestara en este mismo blog. Los tres he decidido que conformen  una pequeña trilogía de poemas dedicados a él. Este que publico hoy lo escribí pensando en lo afortunados que somos al poder contemplar la realidad con dos ojos.  Es la triangulación, dos focos y un objeto de mirada, lo que nos permite situar correctamente los elementos de nuestra realidad externa.  Daría igual que la justicia no fuera ciega, porque si mirara con sus dos ojos al objeto de juicio que se le presenta podría triangular y por lo tanto en vez de emitir "fallo", emitir "acierto". 

Lo  curioso es que al día siguiente de escribirlo (sin llegar a subirlo),  Batania  subió a su blog de Neorrabioso, o al menos leí yo ese día, esto otro escrito por él. Este texto en prosa, pero recomiendo vivamente su lectura.

Unos hablamos de paraísos imperdibles y otros de infiernos más tiernos:  nombramos lo mismo sino que con diferentes metáforas, tan sólo eso.


Equinoccio de otoño


porque ya no sé si camino
por el mar o por la yerba
(2004).


en el cuadrado perfecto
tú y yo
dos habitantes somos
y un comunicando
en la esfera
constructora del nosotros,
nosotros.
la esfera habla
en triangulación
perfecta medida
para tu mirada.


me desprendo del solsticio
de tu encuentro hasta soslayarme
en el equinoccio
de tu triángulo y el mío.
Juntos el talle perfecto
del diábolo que baila
al son del calor del invierno,
o del infierno.


Sofía Serra

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.