viernes, 4 de noviembre de 2011

La ovípara



Correcciones Nueva Biología


La ovípara


Son los rostros los que escriben
productividades de larga espina
como la de la serpiente.
Huyo entre mis piernas
—aquella sierpe, aquella lozana sierpe—
que corretean llevadas
en volandas por colleras
de palomas torcaces.


presta a nacer
de una vez por todas
cuánto duele.


me balanceo
por consolarme.
U oxigenarme,
vueltos los ojos
en blanco hacia
mí del revés.


Sofía Serra

5 comentarios:

Rafael dijo...

"...me balanceo para consolarme. U oxigenarme..."
"Sin palabras" Sofía. Que tengas un lindo día.
Rafael

Leonardo B. dijo...

[são os "rostos que nos escrevem", como os ossos da palavra nos sustêm e conservam

no mundo, corpo adentro]


um abraço,

Leonardo B.

Amelia Díaz dijo...

No encuentro lo de los "seguidores", Sofía, pero quiero que sepas que me quedo por aquí.

Escribes genial!

Un beso,
Amelia

Sarco Lange dijo...

En un manzano leí tu nombre y apellido.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Rafael.

Leonardo, un abrazo.

Querida Amelia, bienvenida, me da mucha alegría verte.
Disculpa por lo del gadget de seguidores, lo eliminé hace varios meses.
(te he pedido amistad por FB)
Un beso enorme también para ti.

Sarco, imagino que te refieres a alguna de las fotografías del manzano del campo. Me alegro de que la encontraras "por ahí". Gracias por dejármelo aquí.
Un beso

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.