miércoles, 5 de octubre de 2011

Luna, flamenco y otras perlas












Tango
lección primera,
gratis, golpe y banda fea.
Arguye el doblón sellado
de tu fardo.


un dos tres pie,
un dos tres pie,
un dos tres pie,
no puedo, no puedo. no debo, sí quiero. un millón de euros mal comidos, ¿cómo si en el dinero todo negro?, está tirao de precio para ser flamenco pero no puedo, no puedo, quién me mandaría llamar al número del cartel, un dos tres pie
un dos tres, pie
un dos tres, pie
no puedo imposible, manolo y el niño lo quieren, me quieren, yo no quiero, no me queiro, sí quiero,
no puedo,
toda la vida culpable de nuevo siempre lo mismo, mi conciencia,
mardito parné que por tu curpita… ¡no, joder! soy yo!
un-dos-tres pie, un-dos-tres pie, un-dos-tres pie, con mis tacones del chino imposible, unos zapatos de flamenco, tengo un pie tan pequeño, un millón de euros más lo que cuesten los zapatos, una falda apropiada, yo siempre igual, como no me cuadre estéticamente, no funciono, me la hago, no tengo tela, seguro que algo encuentro para apañar, que no me dé calor como la de ayer, no puedo, no debo, hombros arqueados dobladas ligeramente las rodillas, me caigo así, ¡si yo sé bailar sevillanas!, me caigo, perla, al menos sé medio mover las manos, no conocía el abanico de los dedos, qué bonito, y necesito cerrar los ojos, tanta luz, necesito cerrarlos, cómo los cerraba y oían mis ojos desde dentro, perla, qué difícil es, parezco un pato mareado, no, un palo tieso, mi miedo, se me envara hasta la cara, qué fea en el espejo, ¡por dios!, mi puñetero sentido del ridículo, no me miro, miedo tan tímida, tengo que mirarme, necesito conocer , un millón de euros, me suelto, cierro los ojos, entonces sí que me suelto, ¡entonces sí que me suelto y bailo, ¡y bailo!, ¡y bailo!...¡puedo!, el algo menos del millón de euros que cuestan las pistas de tenis en el mes, el niño, las pistas, ¡eso es!, lo uno por lo otro, el niño ganó ayer su primer campeonato, de consolación, sí, vale, pero es la primera vez, y lo ganó, ganó, el trofeo de cristal, como los que nos trajo de sierra nevada, una señal, ¿será una señal?, no debe perder el tiempo conmigo, ay, mi niño, qué grande, así tiene el viernes más libre para él, es más dinero que el tenis pero también es más en mi cuerpo y en mi mente, el flamenco, sudé como un pollo, mis brazos se afinan mis costados se alivian se estiran mi vientre se encoge domino mis piernas no las varices a mi cerebro, luna tan fina, ese estilo, luna, y el correo tan inesperado de anoche con tantas fotos de la luna, ¿será otra señal?, cadera no tengo, pero la de verde del video tampoco, ya volará, ya dará el guantazo al aire tango flamenco tengo que comprarme los zapatos, tacones más gruesos, no se me clavan en el empeine, mi alergia, verde, el mar, el mar, ¡eso es!, ¡la foto!, esa foto de la serie de la playa, la bulería de camarón, no es tango pero es flamenco… y tan blanco, tan blanco, esa foto tan mía, tan mía,
¡ay, luna!...


Zapatazo, zapatazo, zapatazo.


marcar,
un dos tres pie, un dos tres pie, un dos tres pie


cuenta conmigo, luna


ay, luna que habitas en los mares oscuros




y yo conmigo


Ya Puedo.
Arte con mi cuerpo.


luna... que ya nos vemos.


Sofía Serra, 5 de Octubre de 2011


(Sigue en mi blog de fotos: "Ay, luna que brillas en los mares oscuros")


(Nota de la "redacción": esto no ha nacido con intención de poema. Quería dejar constancia exacta de circunstancias. Son retales de vida, en "prosa" de mi mente, de los que tal vez podría haber salido un poema escrito, casi seguro, es decir, obligada a no llegar a resultar poema, me atraía más la otra posibilidad: poder decidir conscientemente que sí voy a ir a las clases de baile flamenco. ¡Estoy loca de contenta! Emocioná hasta los tuétanos. Se me hace realidad un sueño de hace décadas y décadas.)

7 comentarios:

Ilkhi dijo...

Me alegra que vayas a esas clases de flamenco. Debe de ser muy importante para ti, si no, no escribirías "Estoy emocioná hasta los tuétanos".
Te deseo lo mejor. ¡¡¡Enhorabuena!!!

Abrazos entre luces

Sofía Serra Giráldez dijo...

:)), así parece que es, Ilkhi, no sé si importante para mí porque me emociona, o me emociona porque es importante para mí, pero te prometo que hasta las lágrimas saltadas...:)))..
Muchas gracias!!!
Beso, besos, beso!, :)

Leonel Licea dijo...

Y olé, que te quiero ver bailar. ;)
Un abrazo, Sofia ;)

Sofía Serra Giráldez dijo...

:), no, a bailar no llegaré, Leo, eso para los Artistas en el baile, pero sí a que el flamenco me entre por dentro, una cultura musical ( y no sólo musical) que, como siempre sucede en este país con todo lo de aquí, mientras más del sur, peor, es valorada por cualquiera del planeta antes que por una gran mayoría de los habitantes de este suelo...fijate, date cuenta de que las culturas más elitistas de este país, por lo general, sólo admiran el flamenco cuando ha pasado por el jazz fussion o lo baila una japonesa (me encanta que lo baile una japonesa), por poner dos tontos ejemplos...o sea, se tiene que ir afuera, pasarlo el músico extranjero por su filtro, y entonces, oh-la-la, qué guay el flamenco... ná, como siempre, culpa de todos.
Es lo mínimo que puedo hacer por conocer un poco más lo que más a mano tengo.
Gracias, Leo, y un beso, :)

Leonel Licea dijo...

Pues a mi me encanta el Flamenco, y en Italia es uno de los bailes que más gustan: Hay un programa en la tele donde uno de los bailes especiales que deben ejecutar los concurrentes es el Flamenco.
Como dice el dicho, nadie(en este caso nada) es profeta en patria.
Otro beso para ti, Sofia.
Leo

Tempero dijo...

http://youtu.be/UTGGLMCwJDo

Me hace gracia eso de envararse la cara. A lo mejor con esos tangos de Málaga del Perrate se esboza una sonrisa mientras el abanico de los deos funciona con arte.

El invento de la máquina del tiempo siempre será un propósito eterno. Me gusta esa escritura tan desabrochá. También me gusta la prosa que no se parezca al posar. Curioso, prosa y posar llevan las mismas letras.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Tempero. Bienvenido eres, :)
Gracias por esos fandangos, sí, me han hecho esbozar una sonrisa.
Dime , por favor, ¿por qué has nombrado a la máquina del tiempo?... la nombré el otro día en un correo, a modo de chanza, aunque la verdad era seria, una verdad "esencial" (una fotografía disparada hace un año hasta ese día no revelada) y no puedo evitar que me coma la curiosidad. En el texto de este entrada no aludo a ella ni por activa ni por pasiva...dime, por favor, si no tienes inconveniente. Siempre soñé con ella en mis años de estudiante.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.