miércoles, 26 de octubre de 2011

Lluvia

Lluvia


llueve de verdad
aunque las gotas
mientan.
Quietud y dorso
resentido
acumula sendas
grafías de norte y sur,
quijotescos caballos que ni al sol
confunden con un gigante
leve oscilando a la mesa
madre nuestra que está
en los cielos, y
hoy
en
el
suelo.


el párpado de la nube
derrumba escaleras
en su cerraje.


A-mi-no-centauro,
de qué estará hecho
el sonreír y el pervertir anhelo
sin pábilo de tus manos
y mis ingles siempre cóncavas,
siempre la última linde, el bienestar
solapábase al desacreditado
tablón de la escalera.
Pensativa y lenta,
pensativa y estancia humilde,
eslabón roto hoy,
caput, y qué sueño… :
yo sigo siendo
vapor de agua
para tu lágrima
blanca.


Sofía Serra, 24 de Octubre de 2011

5 comentarios:

Eva R. Picazo dijo...

Hola Sofía,

no te había leído nunca, así que me alegro por esta iniciativa de Batania que hace que nos conozcamos.
Me gusta mucho tu inicio:

llueve de verdad
aunque las gotas
mientan

creo que son importantes, predisponen al lector a ir haciéndose una imagen del poema.

o este otro:

madre nuestra que está
en los cielos, y
hoy
en
el
suelo

Sin embargo, hay un momento en el que me pierdo, he de dar la vuelta y volver a leer, pierdo el mensaje en el camino, y es posiblemente porque me gusta más la poesía sin palabras complejas, me gusta mucho más sencilla.

Un abrazo

Ventana indiscreta dijo...

Poema extraño, de mucho calado (y no lo digo por la lluvia sólo) en el deseo.

¿De qué otra forma las ingles para recoger agua que no sea la de la concavidad?

El rezo laico de tu poema es una incisión perfecta, en disposición y significado.

DESTILE dijo...

me gusta el tono como si una gota resbalara por un cristal.

malone dijo...

algo pomposo, pero el problema es mío quizás, que la poesía como tal no me gusta demasiado

M.Samsa dijo...

Totalmente de acuerdo con Eva. Los primeros versos enganchan. Me parecen brutales, pero luego se va perdiendo ritmo poco a poco al aumentar la complejidad del lenguaje y te pierdes.
También soy más de verso sencillo o de verso complicado que se convierte en sencillo por un dominio brutal del lenguaje, pero eso ocurre pocas veces.

Por ejemplo, "solápabase el desacreditado..." suena a castellano antiguo y suena raro si tenemos en cuenta el resto del poema.

La alternancia entre mayúsculas y minúsculas después del punto se hace algo rara a la vista.

Detrás de todo esto veo una sensibilidad especial y como yo tampoco te había leído antes me quedo por aquí para seguir espiándote.

un saludo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.