domingo, 16 de octubre de 2011

Equinoccio de otoño

Este poema tiene su tautargia (fotografía) aquí.

Lo escribí justo antes del que dediqué a Batania éste,  y también antes inmediatamente  de éste "Al héroe",  que también escribí pensando en él, y justo antes de que Batania me contestara en este mismo blog. Los tres he decidido que conformen  una pequeña trilogía de poemas dedicados a él. Este que publico hoy lo escribí pensando en lo afortunados que somos al poder contemplar la realidad con dos ojos.  Es la triangulación, dos focos y un objeto de mirada, lo que nos permite situar correctamente los elementos de nuestra realidad externa.  Daría igual que la justicia no fuera ciega, porque si mirara con sus dos ojos al objeto de juicio que se le presenta podría triangular y por lo tanto en vez de emitir "fallo", emitir "acierto". 

Lo  curioso es que al día siguiente de escribirlo (sin llegar a subirlo),  Batania  subió a su blog de Neorrabioso, o al menos leí yo ese día, esto otro escrito por él. Este texto en prosa, pero recomiendo vivamente su lectura.

Unos hablamos de paraísos imperdibles y otros de infiernos más tiernos:  nombramos lo mismo sino que con diferentes metáforas, tan sólo eso.


Equinoccio de otoño


porque ya no sé si camino
por el mar o por la yerba
(2004).


en el cuadrado perfecto
tú y yo
dos habitantes somos
y un comunicando
en la esfera
constructora del nosotros,
nosotros.
la esfera habla
en triangulación
perfecta medida
para tu mirada.


me desprendo del solsticio
de tu encuentro hasta soslayarme
en el equinoccio
de tu triángulo y el mío.
Juntos el talle perfecto
del diábolo que baila
al son del calor del invierno,
o del infierno.


Sofía Serra

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.