jueves, 20 de octubre de 2011

Epílogo (Canto para esta era)

Pertenece a "Canto para esta era", está allí en el blog de su poemario, pero quiero hoy, dos años y diez días después de haberlo escrito,  traerlo hasta aquí.


Epílogo

En el límite de este entredicho
te propongo ajustemos cuentas
sobre los pasos dados
desde tu fiebre o la mía,
sin maniqueísmo ni torpes esdrújulas
que enturbien el mar alegre
donde podemos lavar nuestras manos.
Aquí tú y aquí yo
frente a la espera,
anudados por nuestra vital secuencia,
mirándonos los pies mutuamente,
contemplando cómo el borde salado
agiganta el vacío bajo nuestra posada,
nuestra común estancia arenosa.
Y, ahora, te pregunto:
¿Qué mejor hacer sino amarnos?


oOo

Sofía Serra

5 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

Una pregunta esa final que puede llevar la siguiente y única respuesta:

'Pues sí.'

Lo malo de un poema es que nos lo decimos a nosotros mismos y no cogemos a nuestro interlocutor y se lo plantamos de frente. Porque dicho así, el poema, hacia uno mismo, la pregunta se queda como eterna rotación.

Claro que sí, amarnos.

O a lo mejor es una pregunta que halla un precipicio vacío de antemano.

El poema es bellísimo, con un trazo de serenidad exquisito y, me imagino, tallado desde una experiencia personal verdadera.

Sólo so puede escribir así si se ha amado.
A lo mejor me equivoco.

Buen epílogo para un comienzo. ¿O es una mera ilusión? Total, han pasado 2 años y 10 días.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Ventana, léete el poemario, ;)

"Lo malo de un poema es que nos lo decimos a nosotros mismos"

No tenemos la misma idea en torno a lo que es un poema.


Besos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Ventana, lee esta, por favor, presta atención a la segunda parte en prosa.

http://sofiaserragiraldez.blogspot.com/2010/12/el-demiurgo-estrellado-entrada-excesiva.html

Ventana indiscreta dijo...

La poesía está siempre antes que las palabras. Detectarla es sencillo, sólo hay que saber mirar.
Luego viene transmitirla, acarrear palabras que ajusten el hecho poético.
Y luego surge lo bello a través de la palabra, sí, aunque sea sobre algo doloroso.

Creo que tenemos una idea muy similar. Pero cuando lo grafiamos, cuando damos palabra al hecho poético hay una clara voluntad de interlocución, con quien sea, o con nosotros mismos.

Una entrada completa esa a la que me remites. Y de acuerdo con tu embate a García Montero. Y por cierto, las cagarrutas de cabra sobre el asfalto de la ciudad, cuando es tomada para reivindicar las cañadas siempre me alegran.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Dejémoslo así, tal como tú dices, en "similar", porque no comparto al completo tu visión, pero bueno, cualquiera de cualquiera es, por supuesto, igual de válida.
Que tengas un buen día, Ventana Indiscreta, :)
Gracias por pasar por aquí.
Besos
P.D. Por cierto, a mí las cagarrutas me alegra siempre encontrarlas, no importa si en el asfalto o en la tierra, reivindican siempre algo que creo mucho más importante que las cañadas: al ser vivo que las ha expulsado...;).

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.