viernes, 30 de septiembre de 2011

Poema a oscuras: la tierra a solas

(Correcciones  "El deshielo")


Poema a oscuras: la tierra a solas


No ya más sin el vivir que de ti emerge,
penumbra de estío, curandera del quejigo,
encina amilanada en la gruta de la nieve
que extiende sus raíces lentas y templadas luchando,
luchando: aterciopelando las húmedas arcillas,
moldeando subsuelos de tierra dura,
blandiendo las espadas afiladas
de los quebrados y sucesos
gimiendo al tiempo: al son,
al son del torpe denuedo,
de la grávida y lenta menoscaba,
de la imperiosa batalla sobre las arenas:
bebiendo, bebiendo, llenando pulmones
que se durmieron clamando, llorando,
manando molde sobre molde de la lágrima siguiente:
reniegos, tan sólo reniegos de líquidos regueros
combatiendo la dura cumbre de la suerte.
Sin oreo.
Sin aire en mi tierra, mi tierra,
el secreto a voces de mi tumba abierta:
Que yo ya muero, ya muero perteneciendo
a esta sombra inútil de belleza.
De cristalina fuente.
Yo ya sin ti no soy más que asomo de duda,
apenas remedo de la estrella combativa
o aprisionada en este lecho tan frío.
Y las deseo plenas.
A la duda y a la tierra.


... La tierra, la tierra, qué sola se queda ella con la nieve.
...Sin verte, sin verte más que en el hálito cohibido
del acaso del sol sobre la sombra de la nube
tras el onanista orgasmo de la soberbia.


...Y la sombra, la sombra,… se queda tan sola mi pobre sombra...
¡oh, sí, sola!... Sola, sólo sola.
Apenas mente, olvido apenas,
a duras penas del blando cuerpo sin muerte
que la eleve al cálido cielo azul celeste.


sofía serra. De "El deshielo"
 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.