martes, 23 de agosto de 2011

Islas de luto y rosas

(Un mes, he tardado más de un mes en poder cerrar este poema)


Islas de luto y rosas


Si quieres volcar el mundo
lleva un suicida en tu bolsillo,
o una sobresaliente mirada
que desde tu nuca dé la vuelta
al Ecuador. Las peonzas
liberan meapilas por las esquinas
de las calles. Tan vacías se quedaron
cuando saliste del portal,
que ya se te olvidaron las ganas
en la bandeja de las llaves.
Y sólo quieres amor,
antes, aunque ya no hay nadie.


No sé cuando el sol se detendrá.
Ahora recuerdo que fui nada yo,
apenas mota posada en tu armadura.


Sonaron azules.
Mas tornaron al negro
las islas de vino y rosas.


Ya, sí.
Instalada la máquina del dolor,
los ojos se me abren.


Días negros en los que algunos
fueron salvados por la campana,
las tórtolas quedan
abrigando el seguro
silencio de la batida.
No quisieron ser más que unas pobres tórtolas
amarradas a tu figura gigantesca.
Tan enaltecedor tu doliente abrigo…


Estos días, enlutados días
de carne y hueso, se me han posado
en los hombros como aves cantoras
sin miedo.
Negarán el porvenir bajo la manta,
algunos,
mas nadie me hará olvidar
estos días. Devendrán
en vino de las islas
vengadas por la rosa.




Sofía Serra. 21 Julio-23 de agosto, 2011

2 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Pues ha merecido la pena la espera y el esfuerzo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Amando. Buenos días.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.