miércoles, 25 de mayo de 2011

No soy española II

 (He enlazado todo lo que llevo dicho desde que empezó esto ahí en la barra lateral bajo la etiqueta "mayo 2011")

Sigo.

Fundad un partido, organizad una opción política votable en las urnas, ¿no entendéis que si despreciáis esto que tenemos ni siquiera podríamos estar hablando de todo esto?

De todo el manifiesto que lanzó la plataforma Democracia real ya sólo no estoy de acuerdo completamente con un punto. Ese punto es la clave de todo: echarle la culpa a los políticos. ¿Quiénes son los políticos? Individuos, ciudadanos como cada uno de nosotros que un día deciden volcar su pasión y energías en trabajar porque lo que según la mentalidad de cada cual consideren lo más oportuno para hacer más posible la convivencia entre todos.

Eso en esencia es un político.

En un sistema democrático podemos serlo cualquiera.

El fundamento de este sistema es que el parlamento representa la soberanía popular, hace posible la expresión individual mediante el voto. Es un buen sistema o el menos malo como suele decirse hasta que llegue ese bendito día en que no necesitemos una  ley para poder actuar como seres humanos en condiciones, sin hacer daño al semejante que tenemos al lado.

MIENTRAS, la norma es fundamental y en España tenemos "la suerte" de poseer una norma (completamente modificable siempre, siempre, ése es otro de los fundamentos del estado de Derecho, nada es para siempre, nada es dogmático, nada es porque lo digan hoy quince mil mañana un millón, pasado uno sólo) que contempla el valor de cada individuo que en el estado habite.

Si abjuramos de ella, estamos abriendo las compuertas a la debacle.

Lo único que falta en este país es conciencia del individuo, de cada individuo, ética por la cual el sistema pueda ser puesto en práctica sin que se corrompa su funcionamiento. ¿Por qué un juzgado funciona y el otro no?, ¿porqué una ventanilla de cualquier ministerio funciona y otra no?, ¿por qué los alumnos de éste  maestro aprenden y los de aquél  no?, ¿por qué un policía practica el abuso de autoridad y otro no?, ¿por qué un médico hace viable la curación de un enfermo y otro no partiendo de las mismas circunstancias?, ¿porqué un ciudadano es capaz de defraudar, de robar a su vecino apuntándose a las listas del paro habiendo negociado con el empresario de turno su despido aun siguiendo trabajando en la misma empresa y otro no?, ¿por qué una familia tiene bastante con un vehículo y otra no?... y así hasta el infinito.

En estos días previos y post electorales he llegado a oír por parte de individuos que apoyan ese manifiesto cosas como: "pues no seré democrática, pero no estoy de acuerdo con que se haya legalizado a bildu". Y entonces la que suscribe ha tenido que ponerse a explicarle a esta desconocida que el fundamento de un estado democrático es que nadie es culpable hasta que no hay pruebas que  demuestren lo contrario. Aún así he tenido que llegar a oír después que, ¿cómo va ser eso si todo el mundo sabe que Eta está detrás? Y una vez más vuelta a explicar que aunque lo dijeran 30 millones de personas eso no sería suficiente ante un tribunal para condenar a nadie ( a un partido político a no poder  presentarse a unas elecciones.

¿Por qué? porque la masa  no tiene ni cerebro ni voluntad. Es el individuo el que las posee. Si dejamos que la masa dicte la norma todo se habrá perdido, al menos hoy, al menos en unos momentos de la historia del hombre como éstos donde aún no se tiene claro que un sistema no es nada si los individuos que están dentro de él no adquieren conciencia de  que es su ética, su forma de hacer las cosas, la que le da contenido a esa norma que nos ampara a todos.

 En estos días he tenido que llegar a oír  por parte de descerebrados que soy una facha, cuando lo único que hecho en mi vida ha sido defender no ya una opción de izquierdas, que también y siempre, sino el camino que lleve al hombre a la posibilidad del anarquismo.

Cuando en un estado donde la enseñanza secundaria es obligatoria hasta los 16 años un alumno comprende lo que esta frase encierra y lo lleva a la práctica: "odio lo que dices pero defenderé hasta la muerte el derecho a que lo digas" y otro no, es simplemente que lo que no funcionan son las "políticas" individuales de cada uno.

A los que mayormente usamos este medio como vehículo para tanto, ¿a nadie le resulta sopechoso que los que han defendido la ley sinde a título particular hoy defiendan también esta "revolución"?

Al español de buen corazón y con dos dedos de frente: ¿no te resulta sospechoso que los mismos que se opusieran a que a los inmigrantes se les reconozca un derecho tan básico como es el acceso al sistema sanitario español hoy apoyen este movimiento?

¿A nadie le resulta sospechoso que los mismos que se lanzaron contra el juez Garzón hoy estén como locos dando a todo lo que salta en cualquier red social como procedente de esta plataforma con el dedito del "me gusta"?

¿nadie ha percibido lo callados que están los que no creen en los valores democráticos?... ¿nadie hay oído el ruido de frotes de manos ( ya no hay sables, ya gracias a dios disponemos de unas fuerzas armadas DEMOCRÁTICAS) de los que darían lo que fuera porque el sistema parlamentario, el valor del voto en la urna, se viniera abajo?

Dejo las dos respuestas que le he ido dando a ese mi amigo ínitmo desde anoche a sendas respuestas suyas:

2. ay, xxxx, xxxx, qué olvido tan preclaro, LOS QUE ESTÁN AHÍ ARRIBA están porque los pusimos nosotros, con nuestros votos y con nuestras abstenciones...¿por qué ahora?, ¿por qué, ¿no te lo has preguntado?, ¿por qué si hace décadas que el abismo entre la clase política y el pueblo existe?, ¿sabes lo que es el contrato social?, dos no se pelean si uno no quiere, y en 15 años no he oído a ningún españolito protestar por absolutamente nada, claro, mientras han tenido para comprarse la segunda vivienda o reformar a lo grande la suya, qué bien, qué poco importaba que existiera esa inconsecuencia entre lo que prometían y lo que hacían, ¿verdad?...qué casualidad que sólo se adquiera conciencia cuando no se tiene para extras, porque lo queramos o no, xxxx, en España no se muere nadie de hambre (yo eso lo sé mejor que tú, disculpa la afirmación), en España todas las personas tienen derecho a una educación gratuita hasta los 16 años, en españa todo el mundo tiene derecho a una asistencia médica, incluidos los emigrantes.

¿no te sabe mal, no te da dolor de muelas pensar que lo mismos que apoyan esto han despilfarrado tu dinero, han protestado contra los derechos que como una limosna se les ha ido concediendo a los emigrantes y se frotan las manos cuando oyen expresiones como ésta dichas por los manifestantes: EL PARLAMENTO NO REPRESENTA LA SOBERANÍA POPULAR?

¿ a ti eso no te da mal rollo, xxxx?...porque a mí me hace "temblar" de pies a cabeza.

3. yo estoy de acuerdo con que se cambie la ley electoral y hasta con que se modifique la constitución, mucho antes que los que ahora piden que se modifique, pero todo eso hay que cambiarlo desde dentro ¿no te das cuenta, xxxx?

Mira, la primera que está de acuerdo con todo lo reivindicado puedo ser yo, la más perjudicada por el mal funcionamiento del estado de derecho he sido yo, pero te juro que lo defenderé si hace falta dando mi vida por él.

Lo que no se puede es estar de acuerdo con él para una cosa, algún partido tendrá que recoger las propuestas, ¿no?, ¿qué va a suceder si un partido las recoge?...¿ya sí va a valer ese partido?, ¿ya sí va valer el sistema democrático?, ¿el parlamento ya sí va a resultar que es la representación de la soberanía popular? y para otras no: hoy que no me gusta lo que tengo lo tiro a la papelera o me lo salto a la torera.
Entre otras cosas lo que podríais hacer sería fundar un partido, una opción política votable en las urnas. ASÍ es como se hacen las cosas en democracia.

La ley, el ajuste a la ley tiene una doble cara siempre, por muy buena o mala que ésta sea. No es la ley, el estado derecho lo que está mal en españa sino la mentalidad del individuo, la mentalidad del español da igual que sea de a pie que de a caballo. La prueba, el resultado de las elecciones, donde se ha votado a corruptos.

El sistema, los sistemas, cuando permiten la expresión del individuo, nunca son malos. Los sistemas no tienen ni cerebro ni voluntad. Es la decisión del individuo, su ética la que los impregna de contenido.
Y eso es lo que hay que cambiar, no echarle la culpa a los partidos políticos, ¿de qué están hechos los partidos políticos sino de individuos?

Tú lo sabes, xxxx, si se abomina de un estado de Derecho, hay que hacerlo con todas las consecuencias, y ¿quién con una conciencia democrática puede apostar por eso?, ¿quién amante de la paz?, ¿quién amante de la libertad?, ¿quién no siendo simplemente un fascista o un hiperegoísta? Este sistema es bueno, o el menos malo, hasta que todos los individuos tengan conciencia, porque está permitiendo esto, ésta es la última prueba que os podría hacer abrir los ojos.

Buenos días

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no estoy en absoluto en desacuerdo con sus planteamientos. Algunos son valientes y sensatos, con algunos no coincido, pero me parecen igualmente respetables.
De todos modos apuntaría en favor del movimiento, surgido de circunstancias socioeconómicas del siglo XXI, que está propiciando un serio planteamiento de lo que significa vivir en democracia. Entre otras cuestiones...
Salud.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sí, efectivamente, al menos está sirviendo para que ...algunos, no muchos, se planteen lo que significa vivir en democracia.

También espero que los políticos, incluidos las personas que han promovido el movimiento o más han hecho por él, estén tomando buena nota de todo. Ellos también son políticos, por mucho que en su manifiesto renieguen de ellos, y bendito sea que aún tiene sentido esa palabra en el vocabulario.
También espero que ambos bandos: plataforma 15 M y parlamentarios se estén dando una vuelta por las redes sociales para que contemplen el grado de conciencia ciudadana con respecto a lo que signfica un Estado de Derecho , los derechos y las responsabilidades de cada ciudadano.
Es para llorar.
Y sobre todo espero que algún día no quede ni un individuo en este planeta que siga teniendo miedo del prójimo.
Hasta que esto no llegue hará falta una ley que determine, y tenemos que darnos con un canto en los dientes por tener una ley amparada por un estado de derecho.
A mejorarla, que es lo suyo.
Salud, anónimo

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.