miércoles, 27 de abril de 2011

Canto de amor mudo

Canto de amor mudo


Sólo alojo silencio.
Sin voz y digo.
Sin manos y tacto y palpo el mar sin más.
Y lo soy.
Sin ojos y miro.
Sin luz y veo sin noche y duermo viva.
Soy tú, que es Serlo todo.
Yo he encontrado al verbo y a la luz hechos hambre,
y hambre no tengo, ni saciada estoy.
¿Seré sal o blanco pecho?
Morir por no habitar el nombre.
Beber de hallar
donde ya eran las eras: las eras
que vivieron y ahora me empapan,
me abastecen en tu mesa de cuerpo divino
con la nada hablada,
con el todo hallado.


...Y tú, que llegaste sin percibir siquiera,
que te inundaste del aire
de la nube llena de lágrimas como esferas de poniente.
Y yo, que me asomé al pretil del asombro
ante el hombre y su mundo
ciega ante las fauces.
Y tú, que lloraste de tristeza al ver caer los párpados de la memoria
cuando arrastré, vestidos de azul, a los ángeles hasta la cabecera de tu lecho de noche,
y acaricié tu pelo, y escuché el latido perpetuo
del hambre de vida en la tierra,
ahora te retorno enmudeciendo la melodía
de los cantos claros para arrullarte en tu sueño.
Para que siempre seas.
El aroma, la paz de tú en ti, oro sobre la otra.
Que ya, libre de la palabra, del signo, del hacer, del decir, del intentar,
la noche se hace. Y duermes fin:
Final de dios entre varas de azucenas.
Verte dormido en la linde de la luz del Sur,
también dormido
como siempre
vela la inocencia.

Sofía Serra, 2010

5 comentarios:

Nicolás Calvo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nicolás Calvo dijo...

De lo hondo. Precioso.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sí, de lo más hondo, de donde llegó el parto de los nudillos de perlas.
Gracias por aparecer, Nicolás.
Un beso

eloy dijo...

Lo que me gusta de tus poemas es el ritmo, tanto interno como externo, que poseen. Y este sobre todo, además de la profundidad, hondura y pasión que atesora, me encantó.

Un beso, Sofía.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Eloy. Me alegra que aludas a ello, a lo del ritmo, y que te guste. En este poemario en concreto salió a flote aún no sé cómo, pero sí más evidentemente ( lo cual me ha traído problemas de confusiones, pero bueno) y es verdad que para mí el "son" es tan importante como cualquier otro recurso, todo lo es, siempre que provengan de resortes genuinos.
Un beso para ti también, y gracias.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.