viernes, 11 de febrero de 2011

Cansancio de débito

Cansancio de débito
en qué animal te has visto devenido,
en qué eficaz endogamia,
en qué sufrida cacería
te perdiste.

Cansado hasta del propio norte,
de sus ojos te redime la circunvalación interna.
La engendraste con menoscaba:
La palabra duerme, duerme.
Se le quedó la encina seca
y no le quedan pies.
Se le tiñó la ubre macho con sangre
y ya no advierte el grano tras la espiga.
Se le quemaron algunos vientres
de otros harenes y algún prostíbulo
y de pronto se ha visto solo
en medio del puente de hierro colado.
Así quedó,
como el poeta
desnudo al sol.
…Hay tantos poetas en este mundo…
tantos como encinas hoy ya muertas.

Sofía Serra, Febrero 2011

2 comentarios:

Miguel Guinea dijo...

Quizás más...

Me gustó. Un saludo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Quizás.
Ese final no me ha terminado de encajar, sobre todo en concepto, pero "no puedo evitar" usarlo, al menos en este poema, él (el concepto) ha ganado la batalla tras una semana de lucha encarnizada..:)...ya se verá...
Gracias por pasarte por aquí, Miguel, encantada

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.