martes, 3 de agosto de 2010

Puentes made-in-sol

Me pregunto qué es lo que nos hace escoger siempre el camino más difícil aunque a simple vista pudiera parecer el más simple. Llevo un par de días creía que más alejada de la poesía. Acabo de cambiar de ordenador y sistema operativo y las tareas habituales en estas mudanzas me han tenido muy ocupada. Parecía difícil, pero no, no lo es. Parecía inaccesible, pero no, no lo es. Es más, todo resulta más sencillo con él, sino que nuestras mentes contrahechas ya por el uso de maquinarias peor engrasadas, parecen entrar en estado de shock ante el cambio. Cambio de chips, cambio de esquemas y todo rueda infinitamente mejor que antes. En realidad, un encuentro con la "facilidad", con una herramienta y su lenguaje mucho más adaptada a la forma auténticamente humana de hacer las cosas.
Al fin y al cabo me he encontrado en el mismo terreno y en la misma tarea en los que suelo hallarme a la hora de escribir poesía o hacer fotografías, abrir agujeros en esta costra dura de la nomenclatura, algo así como darle bocados a la manzana. Sí. Sino que esta vez una tecnología humana ya lo había hecho por mí.

No es exageración. Esto es informática puesta al servicio del ser humano, y no, como sucedía con el otro, vivir para esforzarse acarreando  un peso casi muerto.












Se extendió un puente
entre el libre albedrío y la buena suerte.


Sofía Serra, julio 2010

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.