sábado, 7 de febrero de 2009

Working on a dream






Seguimos usando la expresión "tener corazón" para nombrar al simple (por consustancial al ser humano) acto de tener voluntad, arrastrándonos con ello a la siniestra confusión existente entre las apetencias más o menos afectivas ("tener corazón" en otra también terminología tradicional) de todo ser humano y el puro (por simple, repito) ejercicio de poder (esfuerzo) basado en el libre albedrío, derivado a su vez éste de la acción intelectiva (de inteligencia) del hombre que es el acto volitivo.

¿No seremos capaces de encontrar una nomenclatura para ese "órgano" intangible del ser humano responsable de conformarnos tal lo que somos para de esa forma poder alejarnos de una vez ya del barro que trajeron aquellas riadas?

El espectro de la luz necesita de un cristal para poder hacerse visible a los ojos humanos, pero no porque no lo podamos ver, al espectro, deja ella de estar formada por tan ¿sorprendente? sucesión de ¿contradictorios? elementos (colores) a su misma esencia (luz, una), ni no porque no lo podamos ver, al espectro, repitámonos, deja de estar presente , y en nuestra manos, ese cristal.

Se echaba mucho de menos la luz del sol tras tantos meses de lluvia y frío en un lugar del Sur.
Del sur de todos los sures. Del sur que es el amor, del sur que es la inteligencia, del sur que es el inmigrante venga de donde venga, del sur que es la alegría, del sur que es la ilusión, del sur que es la esperanza, del sur que es la paz, del sur que es la utopía, del sur que es la voluntad ... en definitiva, del sur que es el ser humano con Luz.

Se echaba de menos, pero justo sucedió ese momento de desangelante sentimiento un par de horas antes de poder disparar esta fotografía.

2 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Sofía, aunque mi residencia habitual está en Sevilla capital, paso la mayoría de los fines de semana y el verano en uno de los pueblecitos blanco de la sierra de Cádiz...No te puedes imaginar la de parajes que hay por la zona con esa LUZ.

Abrazos.

PD.- Se me olvidaba, el texto me pareció extraordinario.

Sofía Serra Giráldez dijo...

No imaginaba que vivías en Sevilla, a ver si algún día podemos encontrarnos.
Sí, esa LUZ es común al sur.
La de la foto es en la zona de sierra sevillana antes de Aracena, concretamente cerca de El Castillo de las Guardas... curioso, ¿no?, sierra y luz, y agua.
Gracias por haberte pasado, Pepe.
Un beso

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.