jueves, 12 de febrero de 2009

La sinrazón de la sinluz


¿Será posible que una entre en media depresión, expresándome coloquialmente, al menos por unas horas, imagino, hastiada a su vez de contemplar (todo lo que los actuales medio de comunicación nos permiten) el panorama de los últimos días?

Primero: un semisemejante a político elegido democráticamente es capaz de intentar alterar las leyes de su país para evitar la clemencia de que un ser humano que ha dejado de serlo hace 17 años pueda por fin morir. Claro, que lo mismo que es semisemejante a político elegido democráticamente, también lo es semejante a los perfiles más dictatoriales de la política europea del anterior siglo XX.
Segundo: tras el conocimiento, público, digo público porque a nivel privado ¿quién podría no imaginarlas?, de ciertas corruptelas en determinado partido político español, que no sorprenden a nadie, pero que tampoco escandalizan pues los más sensatos sabemos que sólo es cuestión de la justicia se atreva a...o le convenga, actuar, llega de nuevo la crispación política a este país...¿tan dificil es imaginar que todo ha debido ser provocado por esos mismos amigos de la misma en pasadas legislaturas, aunque ello conlleve la semidestrucción de su propio partido político?. Sintomáticas son las palabras de una militante, y cargo electo, aludiendo a que ya nadie recuerda a su marido.
Tercero: Con la bestial crisis que el país padece, que donde más lógicamente se tiene que notar es en aquellos que resultan ser los más débiles, es decir, en los que menos tienen, que por tener tal vez sólo tienen su trabajo, y normalmente escasamente remunerado, llega el gobernador del banco de España y dice que la solución está en abaratar los despidos. ¿Es que no hay nadie que se atreva a decir lo que todos sabemos? que mientras despiden a cientos de miles de trabajadores hay decenas de miles de empresarios que se están guardando los miles de euros en su bolsillo para asegurar así su nivel de vida que han supervalorado por encima de sus propias facilidades y necesidades en lustros atrás?. ¿Es que nadie va a decir nunca que la clase empresarial en España es una puñetera mierda, la mayoría, porque sólo les persigue el autobeneficio sin pensar nunca en que sin los trabajadores, esa que en su día inventaron (a saber de quién fue la idea), y que manejándola con todos los fraudes del mundo les han reportado dinero para sus coches de altísima gama, sus pisos en la playa, sus vicios y escasas virtudes?...Que de verdad en España se pueden contar casi con los dedos de una mano los empresarios honestos consigo mismos y sus trabajadores, con la hacienda pública y hasta con sus clientes?

¿Por qué no dice el gobernador del banco de España que reconfiguren todo el proceso legal que sustenta la declaración de una empresa en quiebra o en suspensión de pagos?, ¿POR QUÉ?

Supongo que por lo mismo que se consigue declarar una huelga de jueces en el momento menos ( o más, según desde qué ojos) oportuno, e imagino que andando por el mismo camino por el que se llega a dividir un país, a matar una esperanza o a quebrar la ilusión de un mundo más humano y más justo.

Maldad, calidad habitante en..¿la mitad de los seres humanos?..no, en la mitad no, pero sí en aquellos que tienen más poder aunque éste resulte oculto.

Luz y taquígrafos, siempre luz y taquígrafos, pero sin demagogia, por favor, que no somos tontos, aunque lo parecemos.
No sé ni cómo aguantamos tantísima manipulación, tantísima obscenidad de precariedad ética y tanta sirvengonzonería tan dañina, horriblemente dañina, para la especie humana.
Es cierto, no entro en depresión cuando recuerdo que hay muchos niños que mueren en el mundo por falta de alimento. Y es así, porque la culpa de ese doloroso problema, la raíz, está en todo lo que detallo aquí.
Egoísmo comercial, manipulación ideológica, demagogia, obscenidad de seres humanos asquerosamente faltos de luz, pero no porque no la tengan a mano, sino porque les deslumbra acostumbrados como están a sus tinieblas y prefieren mirar sin ella.

Hubo un arte de la luz en Europa, el arte gótico, que alivió muros convirtiéndolos en vidrieras para que ella pudiera entrar en los sombríos templos de la Edad Media. En el "sur", no sólo geográfico (ver entrada en unrealand, Working on a dream), no fue necesario, pues la tenían dentro, en sus compases y patios.

Para ser del sur, sólo se necesita saber donde está el NORTE.

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.