martes, 6 de enero de 2009

Oppidum


Esta fotografía, realizada hace escasos días, me gusta especialmente, tanto por su belleza meramente fotográfica como por su concepto. Por eso he decidido subirla a esta especie de blog que sirve de perfil web para la que suscribe.
Han sido muchas las ocasiones en que he fotografiado composiciones domésticas, y entre ellas, las que representan como ésta escenas referentes a las coladas. Desde que empecé a fotografiar en digital, allá por el año 2001, hasta ahora mismo. Forman parte de una serie continua, no obstante soy ama de casa, profesión "oficial" según nos mandan rellenar en algunos cuestionarios. Yo, más que profesión oficial, la nombraría como autoprofesión de fé o silogismo de razón, ambas vertientes del pensamiento humano como encauzadoras de lo que soy, habiendo querido serlo (volo,volas volare,volavi, volatum: querer. El latín, siempre el latín, siempre las palabras y los lenguajes) como persona.
No existe nada que el Hombre no pueda conseguir siempre que utilice el ejercicio de su voluntad, pero resulta para algunos tan difícl de encontrarla dentro de sí...pereza, lenticia/desidia (recuerdo ahora un poema que escribí refiriéndome a lo mismo).
Cómo conseguir que una simple colada se transforme en fortaleza es algo que sólo está reservado al ejercicio, la voluntad, de unos pocos.
Iba a hablar de dónde llegó el título, paseando por los diccionarios buscando las palabras inopia y utopía, una derivada del latín que significa pobreza, escasez de recursos, y la otra del griego, la cual significa lugar que no existe, u- topos, pero creo que ya no es necesario.

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.