martes, 27 de enero de 2009

Días de perras

...o para perras.
Si sólo saliéramos al campo cuando la naturaleza nos ofrece su rostro más agradable, perderíamos la oportunidad de amabilizar su semblante. Hay que actuar como las perras, seres valientes, y quien no, que se encierre en su casa como los caracoles...ya terminará aplastado enriqueciendo con su sonido crepitante de alegre muerte las atmósferas y bonanzas primaverales.
Si al final, por mucho que nos guarezcamos, siempre terminaremos abonando, a pesar de nuestra querencia a sólo alimentarnos.

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.