viernes, 31 de octubre de 2008

Día de los difuntos y crisis (Epitafio serio)



Pasado mañana es el día de los difuntos en nuestra cultura occidental. Y esto es un epitafio, por todos los seres que se fueron, por todas las pérdidas que nunca son tales cuando el devenir aposenta el sentido (el tiempo, siempre el tiempo, nuestra auténtica dimensión) de lo sucedido, por esas lágrimas de dolor que se vierten ante desapariciones (pérdidas sin explicación, nunca ésta posible en el momento, sólo factible en el el memento memori).
No hay nada más satisfactorio o mentalmente sano que tener un lugar donde caerse muerto, porque si no, ¿para qué vivimos?
Se vive para poder morir. Se vive para poder vivir.
Hubo un hombre que poco adquirió en su vida, pequeñas o grandes condicionantes nos hacen actuar en nuestro tiempo vivible de forma que ni siquiera nosotros mismos somos capaces de explicar la mayoría de las veces, y menos los que conviven con nosotros si además somos personas aparentemente "inentendibles". Pero es el recuerdo de los que le suceden lo que termina por darle sentido a sus actuaciones. Esa es su heredad, su permanencia.
Morir la flor cuando ésta renace en primavera para convertirse en fruto que alimentará otras vidas (¿es eso morir?)
Es tan intangible e inefable tal sustanciación que sólo puede ser aprehendido por algo tan ajeno a nuestra física de las cosas como es la luz.
Existe un lugar donde se vive, hay un lugar donde nuestra materia convertida en cenizas o detritus que alimenta a la tierra, y con ella a las yerbas, a las flores, a las encinas, a las ovejas, a los conejos, a las águilas, a las gallinas, a nuestro estómago, a nuestros aires, a nuestra conciencia, tiene dónde ESTAR, y así poder SER.
¿Para qué coño se mete un mileurista en una hipoteca sobre un habitáculo donde luego, cuando muere, no le dejan ni estar (lo mudan, lo meten en una caja (miles de euros más), lo aposentan en un nicho, o lo queman,  y la mayoría no sabe donde echar)?
La crisis (ya parece la gran estafa a la que la nos hacen acogernos) afecta a los más débiles, pero los más débiles son sólo los que pretenden pose(e)r sin saber siquiera si son o qué son.
Si no somos más que una piedra, ni una tierra, ni una flor, ni un mono, ni un "simple" elefante, si ya lo dijo alguien (o lo dijimos todos) hace varios siglos... ¿Para qué os preocupáis por el vestir...¿No veis cómo visten los lirios del campo? Y ellos no son funcionarios, ni jueces, ni maestros, ni financieros, ni políticos,  ni empresarios, ni cajera/os de supermercados, ni... con su bien asegurada integración en la cotización de la Seguridad Social.
Si lo único que nos diferencia es la posibilidad de aprehender la luz, y ni eso, sólo tal vez, la de re-crearla.
¡¡Viva Carlos Serra Blanco y su apuesta por vivir en piso de alquiler!! Con ello consiguió vida para miles de seres vivos y lugar para reposar lo que fué su materia, la de su consuegro (jugarán al divertimento forjado en marfil y azabache, vulgo juego del dominó), y el deseo expresado de otros más alejados para cuando dejen de ser seres vivos con cuerpo.
Por ti, papá, abuelo y suegro, florecen para todos las candilejas (flores de las encinas) en Abril (aquí, hemisferio Norte, Arroyo de la Plata, Sevilla, Spain, Eurooooope, ¡¡VOTA OBAMA, PLIIIISSSS!!)

jueves, 30 de octubre de 2008

Índice por etiquetas


martes, 28 de octubre de 2008

El albatros









Comentario de texto por indicación de estudios (4º de ESO) sobre el poema "El albatros", de Charles Beaudelaire (Las flores del mal). Curso 2007-08

Autor: Manuel Távora Serra

EL ALBATROS


El autor de éste poema es Charles Baudelaire, un escritor francés del siglo XIX.

El poema pertenece al libro “Las flores del mal”, la cual aún no se ha conseguido encuadrar en un estilo general, seguramente debido a la abundante humanidad que el autor expresa en su obra, ya que Charles utiliza la lírica de una forma mucho más compleja, creo intentando asemejarse a la complejidad del ser humano, pues en muchos de sus poemas se describe a sí mismo de la forma más real posible, o describe la sociedad o el mundo de su tiempo desde unos ojos que tienen en cuenta todo.

El poema, compuesto por cuatro estrofas de cuatro versos alejandrinos cada una, conserva o expresa una única idea vista de diferentes ángulos, pero creo que, en general lo que quiere expresar es que todo parece feo, pobre, etc. cuando son observados en un hábitat que no es el suyo, más aún si los ojos que lo observan no ven más allá del límite de sus pestañas que sólo observan el fenómeno según su entorno actual o predeterminado. Cada cosa (en este caso el poeta) es absolutamente fantástica en su lugar natural,- de la misma forma que un albatros volando abre la boca a más de uno-, pero en cuanto le obligas en otro sitio, pasa de ser fabuloso a ridículo, de igual forma un albatros hace reír al andar sobre la cubierta de un barco. El poeta en concreto en su mundo es inmune a los ataques o flechas del arquero y rey en su lugar, pero torpe y de fácil muerte en otro medio.

Esta idea el autor la expresa mediante una metáfora que comprende todo el poema. Dentro de ésta a su vez hay otras, tales como el que le quema el pico al pájaro, es decir, los que le prohíben expresarse o utilizar su medio de alimentación, en el caso del poeta lírico, la expresión.

Hasta la última estrofa el poema simplemente compara las dos visiones del albatros (libres interpretaciones), pero es en la última cuando aclara que se refiere a la situación de los poetas y tal vez, a las grandes injusticias cometidas contra ellos.

Quien se haya interesado sobre este autor sabrá que no era nada querido en su época, seguramente era temido, pues no era comprendido, y creo que la situación en la que él (y seguramente muchos más ) estaba impulsó la creación de ésta obra de arte.

En cuanto a las figuras, observamos una serie de encabalgamientos que señala una continuidad de ideas, hipérbatons que pueden señalar lo enrevesado de cómo perjudicaban al autor (cómo quemaban el pico del albatros). En cualquier caso, creo que todos los recursos estilísticos o la mayoría de ellos son utilizados puntualmente, con el fin de hacer cada idea importante.

En conclusión, pienso que nos encontramos ante una de los pocos ejemplos de una muy buena lírica, tanto por las ideas y su contenido, como por la forma en que expresa ese contenido.


Escrito por Manuel Távora Serra

lunes, 27 de octubre de 2008

Las nieves del Kilimanjaro




Quizás, la mejor forma de conjurar los miedos del futuro consista en velar por los tesoros más cercanos o del presente.
Dicen que, con el cambio climático, pronto desaparecerán las nieves del Kilimanjaro.

sábado, 25 de octubre de 2008

La parra




[...] ciegos de ojos, ciegos de sentimientos, porque los sentimientos con que hemos vivido y que nos hicieron vivir como éramos, nacieron de los ojos que teníamos, [...]

José Saramago (Ensayo sobre la ceguera)

jueves, 23 de octubre de 2008

Introducción, explicación

Este blog, hoy día 23 de enero de 2011, es el resultado de una fusión de tres que tuve en su día cuando inicié la andadura por este tipo de formato que blogger nos ofrece. Esos tres eran:
UNREALAND, con la primera entrada del cual se inicia este blog actual, lanzada un 25 de octubre de 2008. Ésta.
EL CUARTO CLARO propiamente dicho, que  inicié en esta entrada poco después pensando en habilitar un lugar que centralizara mi perfil ya que a la vez se me iban esparciendo las cosas que iba haciendo en otros blogs más específicos que también creé:  uno, dedicado a exponer fotografías sobre la Semana Santa de Sevilla, y otro para incluir recetas de cocina tradicional sevillana conocidas  a través de las enseñanzas de mi madre. En la barra lateral derecha de este blog aparecen enlazados.
SEVILLA DE CALLE, que en su momento pensé para incluir tan sólo fotografías referidas a la ciudad de Sevilla e inicié con esta entrada

Quedaron unidos los tres en este de El cuatro claro  AQUÍ, tal como aparecen ahora.

Programo la fecha de esta entrada para que aparezca al principio de todas.

viernes, 3 de octubre de 2008

AVISO

(Entrada escrita y publicada el 3 de Octubre de 2011. Traslado esta entrada al comienzo del blog, quedará más oculta pero también por otro lado virtualmente más congruentemente en su sitio. Dejo constancia de su fecha inicial.)


Estoy dolorida, cansada y más que harta de lidiar con enanos emocionales y sociales por este medio. La próxima persona que se asome por este blog, y, por ende, entre en posibilidad de contacto con su autora, debe saber que aquí hay lugar para la INTELIGENCIA sólo y exclusivamente. Y que ésta es la facultad por la que el ser humano es capaz de desarrollar sus propios procesos intelectivos y comprender los de los demás, así como la que nos proporciona sabiduría para poder conocer y asimilar nuestras propias emociones y las de nuestros semejantes.
No voy a tolerar ni un portazo más.  Si alguno se volviera a producir  debe saber su autor o autora que  ya no existirán segundas oportunidades por mi parte. Tolerancia cero contra el maltrato sobre humanos por parte de otros humanos seria y gravemente AUTO-disminuidos en sus capacidades.
 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.