sábado, 27 de diciembre de 2008

Prosperitas et felicitas

Curioso resulta que los vocablos más normalmente utilizados para expresar nuestros deseos para el año venidero deriven de formas en latín que, vistas desde la perspectiva del castellano actual, se asemejen a diminutivos en plural. Y no menos curioso resulta que sea precisamente este año (el año de la crísis, ya pasará a los anales hitóricos bajo esa nomenclatura) cuando me haya dado cuenta de ello.
De curiosidades y casualidades está la vida llena, sino es que se construye únicamente a través de ellas, dicen algunos. Díganme si no el añadido casi paranoico que nos puede suponer el hecho de, pensando en encontrar una fotografía entre mis archivos para poder aludir al nuevo año, y una vez olvidada esta intención, me decida a preparar una fotografía de una de nuestras perritas, y cuando leo el número del archivo que la nombra coincida éste justamente con el del año nuevo por venir: desc- 2009
Esta entrada en unrealand estaba "cantada", casi por sí misma, como si los dedos de la escriben fueran meros instrumentos de ella, la entrada.
Pues bien, felicitas y prosperitas para el nuevo año que llega para todos, así, en diminutivo latinizado, como si la encinita y la roquita, y la perrita que alumbran a la fotografía de mayor tamaño nos estuvieran diciendo que ya que habrá que apretarse el cinturón en él, para ajustarlo a nuestras cinturitas, se deberá uno fijar en las cosas pequeñitas para poder ser feliz.
Menos mal que algunos ya estamos acostumbrados a mirar con... Lupita ;) (nombre de la perrita)
Para los que no, es muy sencillo, esfuércense en aprender "latín", el que no lo sepa, y el que sí, en recordarlo.
¡salud!... y fuerza y honor, fratres!!....itas

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.